Visitará presidente Calderón a reconocido vinicultor de California

San Diego.- El presidente de México, Felipe Calderón, se reunirá este miércoles, durante su primera visita a Estados Unidos con el empresario, Reynaldo Robledo, quien es reconocido como el mejor injertador de uva para mejorar el vino.

Los hijos de Robledo, dos mujeres y siete hombres, tienen todos carreras profesionales "pero mi papá nos hizo que todos comenzaramos trabajando en el campo, en los viñedos, desde que eramos chiquitos", dijo a Notimex Vanessa Robledo, hija del campesino originario de Apacheo, Michoacán.

El abuelo de Reynaldo Robledo, Luis Robledo -bisabuelo de Vanesa- llegó a California, al Valle de Napa, al este de San Francisco, durante la Segunda Guerra Mundial, cuando Estados Unidos lanzó el "programa bracero".

El país había orientado su fuerza productiva a la guerra y permitió que los campesinos mexicanos se hicieran cargo de la agricultura. Poco después de Luis Robledo, llego a California su hijo, Everardo Robledo y para 1968 llegó Reynaldo Robledo.

El empresario, quien ha dado clases en Francia sobre injertación para mejorar la calidad vinícola, llegó a Napa a la edad de 16 años a vivir en un asentamiento campesino.

Vanessa dijo que "a diferencia de mi bisabuelo y mi abuelito, quienes no querían vivir en Estados Unidos, sino en Atacheo, mi papá se quedó en California; sólo regresó a Michoacán a casarse con mi mamá", la señora María de la Luz Robledo, en 1970.

Luis y Everardo Robledo se habían ganado en Napa la reputación de haber sido los mejores injertadores de uva hasta entonces. Ambos enseñaron sobre la marcha en el trabajo a Reynaldo Robledo todo cuando sabían.

Dos años después de llegar a California, Raunaldo Robledo fue nombrado gerente de producción en el campo de una empresa vinícola, y con sus primeros salarios en el puesto viajó a casarse a Atacheo, para regresar con su esposa a la Bahía de San Francisco.

Durante los siguientes 16 años el matrimonio de Reynaldo y María de la Luz Robledo tuvo sus primeros hijos y ahorró, sin dejar de trabajar en la agricultura hasta tener lo suficiente para que la familia adquiriera su primera propiedad, 13 ácres -unas cinco hectáreas- en la zona de Carneros, en el Valle de Napa.

En esas sus primeras tierras, el empresario mexicano injerto uva para plantar una producción destinada a hacer vino Pinot Noir. Fue el primero en la región en hacerlo. Otros agricultores le dcían que esas no eran tierras para ese tipo de uva y que perdería la producción.

Resultó que "en esta parte de California las tierras y el clima son tan parecidos al pueblito donde nació y creció mi papá en Michoacán, que mi papá plantó con toda confianza en lo que hacía", dijo Vanessa.

Por ese resultado y otros en sus injertos, la empresa en que primero trabajara Robledo lo envió a Francia a enseñar a los trabajadores de su casa matriz el arte de sus injertos y su sensibilidad a la tierra para viñedos. Mientras tanto el resto de la familia continuó el trabajo en California.

Vanessa platicó que cuando niños, los hijos querían jugar, pero el papá los obligaba a trabajar en el campo y a estudiar; "nos decía que este negocio era lo que nos iba a permitir vivir bien y a mantenernos unidos como familia".

Este mes, el día 25, Raynaldo Robledo cumple 39 años de haber cruzado la frontera por California y sus viñedos en los condados de Napa, Lake y Sonoma -de por lo menos cien hectáreas- producen algunos de los vinos más reconocidos en Estados Unidos.

Los nueve hijos eligieron carreras complementarias entre sí y relacionadas con el negocio de la vinicultura. Vanessa, por ejemplo, es administradora de empresa, directora de mercadotecnia y relacionista pública del Viñedo Robledo.

"Ya ahora que crecimos, apreciamos más que mi papá haya sido duro con nostros cuando fuimos niños y comprobamos que tenía razón al decirnos que el negocio mantendría unida ala familia", dijo Vanessa.

El empresario Reynaldo Robledo trabaja entre 15 y 20 horas al día en la breve época de cosecha de la uva en California. La cosecha de sus tierras debe recogerse a un ritmo de 25 toneladas por hora, con 150 trabajadores a un mismo ritmo.

En la época de cosecha, todos los hijos del matrimonio Robledo regresan al campo: Lorena, Reynaldo, Everardo, Vanessa, Jenaro, Luis, Francisco, Lárazo y Emiliano.

Antes de retirarse a dormir, cada noche Raynaldo Robledo habla con sus hijos y cata los vinos que produce. El campesino michoacano sostiene que prefiere una reducida producción pero de alta calidad a la producción en mayor escala.

Los Viñedos Familia Robledo lanzaron primero su Sauvignon Blanc, en 1998 su primer Chardonnay, al año siguiente su primer Merlot; a finales del año pasado presentaron su Pinot Noir.

Una crítica a uno de sus vinos en el 2006 dice que "este sauvignon blanc es diferente a otros en el área; es menos grasoso y tiene más énfasis en lo floral. Es muy fragante y se puede reconocer a la piña, incluso al mango, en el aroma; es ligero y freso, hecho con extraordinarias uvas del condado Lake".

Este miércoles el presidente Calderón se reunirá en el área con otros mexicanos que como los Robledo han trabajado en los viñedos de California y han abierto sus propias empresas.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login