Demanda EU a propietarios mexicanos por oponerse a muro fronterizo

Dallas.- Tres mexicanos se encuentran en la lista de propietarios de terrenos ubicados en la margen norte del Río Bravo que han sido demandados por el gobierno federal estadunidense por oponerse a la construcción de un muro en la frontera con México.

En la lista de los 57 dueños de parcelas que hasta ahora han sido llevados ante las cortes federales para obligarlos a permitir la construcción de la cerca, se incluye a los mexicanos Diana Inés Santiso del Río, Alvaro Hernández y Elía F. Mendoza.

Santiso del Río, de la Ciudad de México, posee poco más de 40 hectáreas de terreno en la Región de Los Ebanos al oeste de McAllen, Texas, donde se cultiva algodón y soya.

Hernández, de Matamoros en el estado mexicano de Tamaulipas, es propietario de una hectárea de terreno en el condado de Cameron, cerca de Brownsville.

Mendoza, originaria del municipio de Valle Hermoso, Tamaulipas, posee un pequeño lote de 30 metros por 292 metros ubicado a 24 kilómetros de Brownsville en un área conocida como subdivisión Los Ranchitos.

Los tres forman parte de las decenas que han sido demandados por el Departamento de Seguridad Interna (DHS) de Estados Unidos a fin de obtener la autorización legal de ingresar a sus propiedades.

El DHS busca tener acceso a los terrenos por un periodo de 180 días "para realizar medidas, análisis y pruebas a fin de planear la construcción del muro propuesto para ayudar a asegurar la frontera.

El gobierno no busca aún comprar las propiedades, pero ha ofrecido a sus dueños el pago de una pequeña cantidad de dinero por el uso de la tierra en caso de que se le autorice el acceso.

Si el gobierno requiere de los terrenos, entonces los decomisara bajo la ley de dominio público y procederá con la construcción del muro, pagando por las propiedades el precio establecido por las cortes.

Hasta ahora, las cortes federales han respaldado al gobierno federal en cada una de las demandas resueltas, incluyendo la ciudad de Eagle Pass, demandada el 14 de enero y obligada por un juez a permitir ceder temporalmente sus terrenos para trabajos del muro.

El DHS está obligado por la ley conocida como Acta de Valla de Seguridad 2006, a instalar mil 150 kilómetros de muros a lo largo de la frontera con México.

La dependencia fue autorizada a utilizar, muros, sensores, cámaras, satélites y otras tecnologías, además de personal, para impedir la entrada ilegal de personas a territorio estadunidense.

La ley ordena construir 281 kilómetros de cercas entre Laredo y Brownsville; 81 kilómetros entre Del Río e Eagle Pass; 140 kilómetros entre El Paso y Columbus, Nuevo México; 577 entre Calexico, California, y Douglas, Arizona; y 35 en Tecate, California.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login