Raúl Castro tendrá diálogo abierto con número 2 del Vaticano sin concesiones

LA HABANA (AFP) – El número dos del Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, visitará Cuba la próxima semana y sostendrá con el presidente interino Raúl Castro un diálogo abierto, incluso de temas divergentes, pero sin prever concesiones, aseguró el canciller Felipe Pérez Roque.

"Se discutirá en las reuniones (…) de todos los temas y se conversará con respeto y cordialidad incluso en los puntos en que pueda no haber coincidencias. Oiremos con respeto y expresaremos con respeto nuestras opiniones", expresó Peréz Roque.

El viaje del secretario de Estado del Vaticano, previsto del 20 al 26 de febrero para conmemorar los 10 años de la histórica visita del Papa Juan Pablo II a Cuba, es "muestra de la comunicación fluida y respetuosa entre el Gobierno y la Iglesia Católica de Cuba", comentó el canciller.

"No vemos de ningún modo que la existencia de puntos de vista diversos, incluso distintos sobre algunos temas, pueda ser obstáculo para un diálogo y una comunicación respetuosa con la Santa Sede y la Iglesia Católica en Cuba", dijo en rueda de prensa.

La Iglesia espera que la visita de Bertone amplíe entendimientos logrados con el viaje del Papa en enero de 1998, y aprovechará para plantear reivindicaciones como acceso a los medios de comunicación y a la educación, más templos, y permiso de ingreso a mayor número de religiosos y a oficiar misas en las cárceles.

"Nadie nos ha pedido concesiones. Es una palabra que los revolucionarios cubanos realmente hemos borrado de nuestro diccionario. Sí puedo decir que el Estado cubano se ha esforzado, se esfuerza y seguirá esforzando por garantizar las condiciones más amplias para el ejercicio de la labor pastoral de la Iglesia Católica", destacó Pérez Roque.

Las relaciones entre la jerarquía católica y el gobierno comunista de Fidel Castro han sido ondulantes en 50 años, con momentos de crítico enfrentamiento, como a principio de la década de 1960, y períodos de distensión, como el actual.

"La comunicación se ha hecho más fluida, es respetuosa y a diez años de aquella visita se puede asegurar que realmente hay avances sostenidos y sólidos" en la relación, comentó el canciller.

La tensión más fuerte ocurrió en los 60, cuando fueron expulsados más de 130 religiosos. Al triunfo de la revolución en 1959 había unos 800 sacerdotes y ahora hay unos 300, la mitad extranjeros.

Actualmente, precisó, en Cuba hay 1.200 religiosos, existen 11 diócesis, 523 templos, dos seminarios y más de 1.500 casas de misión católicas, 92 congregaciones religiosas "20 más que al triunfo de la revolución, y se han realizado en los últimos diez años más de 1.300 procesiones.

"Queda mucho que avanzar, es un camino que no tiene metal final", manifestó.

El canciller confirmó que Bertone se entrevistará con Raúl Castro, pero no precisó si será recibido por el líder Fidel Castro, quien convalece desde hace casi 19 meses de una enfermedad que lo obligó a ceder temporalmente el mando de la isla a su hermano.

En una inusual comparecencia televisiva, el cardenal Jaime Ortega anunció el lunes la visita de Bertone y destacó que las relaciones entre la Iglesia y el Gobierno son "más cercanas".

Bertone oficiará misas en La Habana, en la Plaza de la Catedral; en Santiago de Cuba (sureste), en el santuario de la Virgen del Cobre; y en Guantánamo (extremo este); así como también

You must be logged in to post a comment Login