Buscan España y Nunciatura Apostólica normalizar relaciones

Madrid.- El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el nuncio apostólico en España, Manuel Monteiro, sostuvieron el jueves una cena tendiente a normalizar las relaciones, tras los desencuentros públicos de los últimos meses.

Portavoces del Palacio de la Moncloa -sede de gobierno- señalaron que Rodríguez Zapatero llegó a la sede de la Nunciatura Apostólica con la intención de hablar "con franqueza" y "buen ánimo".

El encuentro se da luego que en enero pasado, el gobernante español reveló que Monteiro lo había invitado "a tomar un caldo" a la Nunciatura Apostólica, para hablar de las relaciones Iglesia-Estado, tras las diferencias expresadas por la Conferencia Episcopal Española.

Hasta diciembre pasado, el gobierno había evitado entrar en confrontación directa con la Iglesia, pese a las discrepancias entre la Conferencia Episcopal y el Ejecutivo en temas como el matrimonio homosexual, la enseñanza de la religión y de Educación para la ciudadanía, el divorcio rápido o la clonación terapéutica.

Sin embargo, el 30 de diciembre pasado durante una concentración a favor de la familia, tres cardenales españoles, Antonio Cañizares, Antonio María Rouco y Agustín García Gasco, lanzaron fuertes críticas contra el gobierno español.

Los tres obispos señalaron que la medidas sociales del gobierno medidas sociales no respetaban los derechos humanos y se iba en camino "de la disolución de la democracia", lo que motivó una queja de parte de España ante El Vaticano.

El mandatario llegó puntual a la nunciatura donde era esperado en la puerta por Monteiro, y juntos posaron para las cámaras.

De acuerdo con fuentes oficiales, la cena no fue un caldito sino calabacín y alcachofas en salsa de albahaca como primer plato, merluza estofada, así como postre, quesos y mousse de limón, y vinos españoles.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login