Estiman en un billón de dólares mercado del carbono de EU

Por Alberto Rabilotta

Montreal.- Una revisión de las iniciativas legislativas y regulatorias en Estados Unidos para reducir las emisiones de gas de efecto invernadero (GEI) permite anticipar un mercado del carbono por un billón de dólares en 2020.

Según Michael Liebreich, presidente de New Energy Finance de Nueva York, en 12 años Estados Unidos tendrá un mercado del carbono de un billón (millón de millones) de dólares, en caso de que continúe la tendencia en materia legislativa a nivel federal y estatal.

Poco importa lo que el presidente George W. Bush decida en lo que le resta de su mandato, Liebreich anticipa en un estudio revelado este jueves que "el próximo presidente tendrá menor inclinación a usar el veto" para impedir que se impongan límites a las emisiones de GEI.

De todas maneras, recordó, los principales candidatos a las elecciones para la Presidencia "han endosado la necesidad de actuar, y algunos dieron un apoyo significativo a la reducción de emisiones".

Pero, según comentó a Notimex, para que esto se realice los niveles federal y estatal deberán continuar legislando y regulando en materia de emisiones de dióxido de carbono (CO2) y de emisiones de créditos negociables.

Se anticipa que en el 2015 la tonelada de CO2 tendría un valor negociable de 40 dólares, lo que aumentará los precios de la electricidad en 20 por ciento, en 12 por ciento los de la gasolina y en 10 por ciento los del gas natural para los consumidores.

El resto de la economía deberá absorber aumentos de costos en transportes y energéticos, pero al mismo tiempo se incrementarán las inversiones en energías renovables, eficiencia energética, en proyectos de mitigación de GEI y nuevas tecnologías verdes.

En la Cámara de Representantes y el Senado de Estados Unidos, según el estudio, hay 13 proyectos legislativos para controlar las emisiones de CO2 que están siendo discutidos, entre ellos las opciones de mecanismos del mercado y regulaciones vinculantes.

La limitación de las emisiones de CO2 y otros GEI, y la emisión de permisos por el gobierno federal de Washington, según Liebreich, crearán este mercado del carbono.

Las empresas que emitan más de la cuota de CO2 asignada deberán comprar créditos de emisiones a empresas que emiten por debajo o han reducido sus emisiones, un sistema similar al existente en la Unión Europea.

Se anticipa que las carboeléctricas, las refinerías y cementeras estadunidenses serán las principales empresas compradoras de esos créditos.

Para reducir el costo de los créditos de carbono y facilitar la transición, según el investigador Milo Sjardin, de New Carbon Finance de Nueva York, las legislaciones deberían permitir que el mercado tenga un capítulo internacional.

Los créditos internacionales de emisiones se negocian actualmente entre 10 y 20 dólares la tonelada, lo que aliviaría el aumento de costo para el consumidor estadounidense.

Pero esta parte internacional debería ser transitoria y desfasada en cierto tiempo para garantizar que hay reducciones efectivas de CO2 en Estados Unidos, país que emite más del doble por habitante que la Unión Europea, y tres veces más que Japón.

Liebreich apuntó que su firma anticipa que cualquier legislación que pase el Congreso incluirá probablemente sanciones comerciales aplicables a las importaciones de países que no participan en la reducción obligatoria de los GEI.

"Las naciones industrializadas quizás usen este tipo de medida c

You must be logged in to post a comment Login