Construcción de muro afecta terrenos fronterizos

El diario The Washington Post expuso este sábado las críticas de los propietarios de tierras en la frontera sur de Estados Unidos, a quienes el gobierno federal advirtió con demandar si rehúsan ceder sus tierras para erigir un muro en la línea divisoria.

En un amplio reportaje, el rotativo recogió la opinión de los propietarios de las tierras fronterizas, entre ellas citó a la profesora de Enfermería en Texas, Eloisa Tamez, quien dijo estar dispuesta "a pelear hasta el fin" por conservar su propiedad.

Afirmó que evitará que el gobierno federal cerque los últimos tres acres -poco más de una hectárea-, que fueron la propiedad original de su familia.

Tamez, de 72 años, carece de recursos para defender sus tierras, pero es asistida por un grupo legal sin fines de lucro que reconoce incluso los valores religiosos o espirituales de los residentes de la frontera estadunidense.

Otro caso que citó el periódico es el de Nydia y Fred García, quienes poseen en Texas un extenso terreno agrícola cultivado que, con la barda, quedaría en territorio mexicano.

Mientras los García realizaban un recorrido en sus propiedad, agentes de la patrulla fronteriza se acercaron a preguntar qué hacían en sus propias tierras.

Fred García dijo que "la gente en el resto de Estados Unidos simplemente no entiende la realidad de lo que pasa aquí" en la frontera.

Opinó que el proyecto de construir un muro para detener potenciales terroristas es ingenuo porque esos posibles delincuentes cavarían un túnel por debajo de la barda o usarían escaleras para pasar por encima.

En el caso de otros residentes de la frontera, como Daniel Garza, en el poblado de Granjero, en Texas, el muro proyectado podría pasar precisamente por encima de su casa que tiene vista al lado mexicano.

El Departamento de Seguridad Interna ha demandado a cientos de residentes fronterizos y por lo menos 23 propietarios de California, Arizona y Texas recibieron órdenes de tribunales de ceder sus tierras.

Unos cien propietarios de terrenos fronterizos recibieron cartas con advertencias que dejaron sin responder. Además, hay 55 juicios pendientes contra otros tantos propietarios de tierras limítrofes en esos mismos tres estados, según el diario.

El proyecto de muro que autorizó el Congreso en 2006 incluye unas 700 millas, más de mil kilómetros de bardas o muros paralelos en algunas zonas de la frontera, pero deja sin cubrir otras áreas.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login