Fujimori: ¿héroe o villano en Perú?

LIMA (AFP) – El ex presidente peruano Alberto Fujimori conserva una fuerte popularidad en su país, donde para muchos es un héroe y para otros un villano, en momentos en que ingresa a su tercer mes el megajuicio en su contra por violación de los derechos humanos, que podría llevarlo 30 años a prisión.

Un sondeo sobre la percepción popular de sus 10 años (1990-2000) de gobierno reabrió la polémica, tras revelar el fin de semana que un 50,2% de los ciudadanos aprueba su gestión, un 45,7% la desaprueba y el 4,1% restante no opina.

El resultado representa sin embargo una caída respecto a la cota registrada en octubre de 2007, un mes después de ser extraditado de Chile, cuando 54,6% aprobó su gobierno, el nivel más alto desde 2002, y 43% lo rechazó.

Pese a ello, la aceptación a Fujimori no deja de sorprender porque la prensa pone los reflectores en episodios de la guerra sucia practicada en su gobierno contra las guerrillas de Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), en los que se concentra el juicio.

La principal razón por la que se aprueba la gestión de Fujimori es que se considera que combatió el terrorismo (54,6%). Mientras quienes lo desaprueban señalan que fue un corrupto (37,4%) y que violó los derechos humanos (30,5%).

El proceso por derechos humanos se centra precisamente en dos masacres de inocentes que dejaron 15 muertos en 1991 y 10 en 1992, a manos de un destacamento de aniquilamiento del ejército que, según la fiscalía, tenía a Fujimori como cabeza.

Además, la fiscalía acusa a Fujimori de secuestrar a un periodista y a un empresario críticos de su gestión durante el autogolpe de 1992, por el cual disolvió el Congreso y asumió plenos poderes con apoyo de las fuerzas armadas hasta 1995.

En las más de ocho semanas que lleva el proceso, los diversos testimonios de ex agentes del destacamento, conocido como Grupo Colina, han señalado que su objetivo era “ubicar, capturar y eliminar a presuntos terroristas”.

Las versiones brindadas por los militares ante el tribunal que juzga a Fujimori se contradicen a la hora de señalar si el mandatario estaba al tanto de los crímenes.

El sondeo, realizado por la privada universidad de Lima en la capital peruana a 579 personas, indica también que un 38,5% simpatiza con el fujimorismo, que lidera la hija del ex presidente, Keiko Fujimori, una congresista de 33 años que podría postularse a la presidencia en 2011.

Fujimori, de 69 años, ya recibió una condena en primera instancia de seis años por un caso de usurpación de funciones, que lo mantendrá preso hasta 2013, junto a una inhabilitación de dos años para ejercer cargos públicos.

Paralelamente, la Coordinadora de Derechos Humanos de Perú, afirmó que el juicio a Fujimori permitió conocer mediante los testimonios de ex agentes que éste era parte de la cadena de mando que ordenaba al ejército realizar ejecuciones extrajudiciales en la lucha contra la guerrilla.

A más de dos meses de iniciado el proceso judicial, la responsabilidad penal del ex mandatario “comienza a surgir”, afirmó el viernes en rueda de prensa el abogado Carlos Rivera, en nombre de las víctimas.

Fujmori cumplirá 70 años en julio, por lo que podría beneficiarse, en caso de ser declarado culpable luego de esa fecha, de la detención domiciliaria.

La fiscalía ha pedido que se condene a Fujimori a 30 años de cárcel por ser autor intelectual de los crímenes de 1991 (Barrios Altos) y 1992 (La Cantuta).

You must be logged in to post a comment Login