Fujimori ofreció amnistía a grupo de militares asesinos en Perú (periodista)

LIMA (AFP) – Alberto Fujimori, presidente de Perú entre 1990 y 2000, prometió al jefe de un escuadrón de aniquilamiento del Ejército responsable de dos matanzas, favorecerlo con una ley de amnistía luego de haber sido procesado por la justicia militar, reveló este miércoles un periodista en el juicio al ex mandatario.

Gilberto Hume, periodista que laboró en el Canal N de Noticias de Lima, aseguró en el proceso que fue el mayor Santiago Martin Rivas, jefe operativo del destacamento militar y conocido como Grupo Colina, quien le informó de una reunión que mantuvo con Fujimori en la que recibió esa oferta.

En el encuentro de 1993 con el ex gobernante al que se refirió Martin Rivas también participó el comandante general del ejército y presidente del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, general Nicolás Hermoza.

Martin Rivas le confesó al periodista que sus actividades en el Grupo Colina tenían el “respaldo del más alto nivel”. “Me dijo que se reunió con el presidente Fujimori y el general Hermoza y que ambos le garantizaron que les darían una amnistía, que los del grupo no serían denigrados”.

En su defensa, Fujimori negó “tajantemente” en la audiencia de este miércoles haber ofrecido una amnistía a los miembros del Grupo Colina y aseveró que jamás se reunió con el mayor Martin Rivas ni con ningún integrante de ese destacamento, cuya existencia desconocía, según dijo.

Hume entrevistó a Martin Rivas en 2001 cuando el militar estaba en la clandestinidad “abandonado y traicionado” por sus jefes, según le relató.

Fujimori y Hermoza le dijeron a Martin Rivas que debía someterse a juicio en el fuero militar por las matanzas de los Barrios Altos, que dejó quince muertos en noviembre de 1991, y de la Universidad La Cantuta, con diez muertos en julio de 1992.

Los casos ya habían salido a luz y habían sido denunciados por la prensa y los organismos defensores de los derechos humanos, que culparon de esos crímenes al Grupo Colina, formado por oficiales y suboficiales del Ejército.

En el juicio a Fujimori diversos testimonios de ex agentes de ese destacamento han sindicado a Martin Rivas como el jefe operativo del grupo y que fue él uno de los que ejecutó a sangre fría a sus víctimas con disparos en la cabeza.

De acuerdo con Hume, el militar le dijo que nunca actuó por iniciativa propia y que no se arrepentía de nada y que se consideraba “un militar que no había cometido ningún delito, que se había limitado a cumplir órdenes de sus superiores”.

El mayor Santiago Martin fue beneficiado por una controvertida ley de amnistía que impulsó y promulgó Fujimori en junio de 1995 cuando apenas un año antes había sido condenado a 20 años de cárcel.

Dicha ley fue duramente criticada por los defensores de los derechos humanos de Perú, tanto peruanos como extranjeros, y años después fue anulada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos que ordenó que se realizaran nuevos juicios.

Actualmente los militares que formaron parte del grupo están detenidos y bajo proceso en el ámbito de la justicia ordinaria, entre ellos el mayor Martín Rivas, quien deberá presentarse a dar su testimonio en las próximas sesiones.

En su declaración a Hume, el militar dijo que el destacamento Colina formaba parte de la estructura del ejército, que tenía “una línea de mando muy clara y formal”, cuyo jefe era el general Juan Rivero Lazo, a quien obedecía.

El fiscal del proceso, José Peláez, quien ha pedido 30 años de cárcel para al ex gobernante, aseveró que en lo que va del proceso se va demostrando que Fujimori “gestó una política clandestina de guerra sucia” contra la guerrilla maoísta Sendero Luminoso, que desató un conflicto interno entre 1980 y mediados de los 90.

En el juicio se busca establecer si Fujimori conocía u ordenaba las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta.

You must be logged in to post a comment Login