Triunfan fumadores de Virginia sobre ley antitabaco

Los fumadores y las tabacaleras de Virginia consiguieron un triunfo sobre el proyecto de ley antitabaco local, pues se podrá seguir fumando en tiendas, restaurantes, oficinas y lugares públicos al menos durante un año más.

La fracción republicana en la Cámara de Delegados de Virginia frenó por cuarto año consecutivo la ley que prohíbe fumar en lugares públicos, en medio de fuertes discusiones porque se trata de una de las regiones más prósperas en el cultivo del tabaco.

Los promotores de una ley antitabaco, incluyendo al gobernador demócrata de Virginia, Timothy Kaine, enfrentan la oposición de fuertes intereses en un estado donde el cultivo de tabaco y la fabricación de cigarrillos son claves para la economía local.

Kaine criticó a los republicanos que controlan un subcomité perteneciente al Comité de Leyes Generales de la Cámara Baja estatal por "enterrar" las propuestas antitabaco, algunas de las cuales ya fueron aprobadas en el Senado estatal.

Una prohibición al tabaco en Virginia significaría un golpe duro a uno de los principales empleadores en el estado como la firma Philip Morris USA, localizada en la capital Richmond.

Las medidas antitabaco cuentan con el respaldo de las asociaciones nacionales del cáncer, corazón y pulmón, pero son rechazadas por las industria del tabaco, restaurantes y ventas al por menor.

Tanto la ciudad de Alexandria como el condado de Arlington, buscan una prohibición estatal contra el cigarrillo, debido a que la ley de Virginia limita esa autoridad a las jurisdicciones locales.

El Departamento de Salud de Virginia calcula que el humo del cigarrillo de segunda mano es responsable cada año de mil 700 muertes en el estado.

En Maryland, el gobernador Martin O’Malley, promulgó una ley en mayo de 2007 que recién entró en vigor en febrero pasado, la cual prohíbe fumar en lugares públicos, incluyendo bares y restaurantes.

En el Distrito de Columbia, que incluye la ciudad de Washington, el Concejo aprobó una prohibición que entró en vigor en abril de 2006 para los restaurantes y en enero de 2007 amplió su efecto a bares y discotecas.

Poco después de que entrara en efecto la ley antitabaco en la ciudad de Washington, la nueva presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, prohibió fumar a la entrada del Capitolio, un último refugio para fumadores.

El triunfo de los fumadores y la industria tabacalera de Virginia se produce mientras en el Senado de México también se polemiza sobre una nueva Ley General para el Control del Tabaco, que ya entró en vigor en la capital y pretende ser extendida a todo el país.

– Notimex

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login