Incendian serbios embajada de Estados Unidos en Belgrado

Decenas de manifestantes serbios irrumpieron e incendiaron hoy la embajada de Estados Unidos en Belgrado, en medio de las protestas contra la independencia de Kosovo, proclamada por los albano-kosovares el domingo pasado.

Además de la sede diplomática de Estados Unidas, donde fue dañada la sección consular, las embajadas de Croacia, Turquía y otros países que apoyan la secesión de Kosovo fueron atacadas por los serbios.

Los manifestantes derribaron puertas y prendieron fuego en las ventanas de la sede diplomática, la cual se encontraba cerrada, por lo que la policía no estaba protegiendo el edificio, según testigos, citados en reportes de prensa.

Un grupo de alrededor de 300 personas había comenzado a atacar la sede de la embajada estadunidense con palos y barras de metal, en un intento por romper puertas y ventanas, por el apoyo de Washington a la independencia de Kosovo.

La multitud, en su mayoría jóvenes, destruyó dos casetas de vigilancia afuera del inmueble, mientras uno de los manifestantes logró escalar hasta el primer piso del edificio y arrancó la bandera estadunidense de su mástil.

La policía, apoyada con jeeps blindados, intervino lanzando gases lacrimogenos para dispersar a los manifestantes, convocados a la protesta por el gobierno serbio y varios partidos parlamentarios.

La embajada estadunidense también fue atacada a principios de esta semana, poco después de la declaración de independencia unilateral de Kosovo de Serbia, cuyo reconocimiento ya recibió el visto bueno de Estados Unidos y la Unión Europea (UE).

Tras conocer el incidente, el vocero del Departamento estadunidense de Estado, Sean McCormack, compareció ante la prensa en Washington y dijo "estamos en contacto con el gobierno de Serbia para asegurarnos que toman las medidas necesarias para afrontar la situación".

McCormack llamó a las autoridades serbias a garantizar la seguridad de la sede diplomática estadunidense.

Antes de la protesta, el primer ministro serbio, Vojislav Kostunica, el presidente Boris Tadic y el líder del opositor Partido Radical Serbio (SRS), Tomislav Nikolic, exhortaron a los ciudadanos a mantener la calma y protestar "con dignidad", sin actos de violencia

Ante los alrededor de 150 mil personas congregadas este jueves en Belgrado, Kostunica reiteró que Kosovo es parte de Serbia "desde siempre y para siempre", tras criticar a los países que han reconocido la independencia de su provincia.

Según los organizadores, el objetivo de la manifestación era expresar el descontento, la furia y la cólera, además mostrar de manera pacífica al mundo que Serbia no acepta la independencia de Kosovo".

Serbia, que se opone a la independencia de Kosovo por considerarse una violación flagrante del derecho internacional y "una injusticia histórica", ha advertido que luchará por todos los medios políticos, diplomáticos y económicos para recuperar su provincia.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login