Arrestan a otro militar de EU en Okinawa por presunta violación

Tokio.- Otro soldado estadunidense ha sido detenido en Japón acusado de haber violado a una mujer filipina en un hotel en la ciudad meridional de Okinawa el lunes pasado, informó el jueves la agencia de noticias japonesa Kyodo.

El jefe de la policía de Okinawa, Hachiro Tokutsu, dijo que las autoridades japonesas han solicitado una orden de arresto para que el sospechoso, detenido por autoridades estadunidenses, enfrente un proceso judicial en Japón antes de que sea enviado a Estados Unidos.

Tokutsu explicó en Asamblea de la Prefectura que el ataque ocurrió el lunes pasado en un hotel de la ciudad de Okinawa y que la mujer de origen filipino ha sido hospitalizada por presentar algunas lesiones.

"Estamos investigando actualmente el caso con la total cooperación de los militares de Estados Unidos", indicó Tokutsu citado por Kyodo.

Este es el segundo caso de violación que involucra a soldados estadunidenses desplegados en Japón. El pasado 11 de febrero la policía de la prefectura de Okinawa arrestó al infante de Marina, Tyrone Hadnott, acusado de violar a una joven de 14 años de edad.

Este nuevo caso de violación se presenta antes de que el comando militar estadunidense impusiera la víspera el toque de queda, por el cual prohibe a su personal, tanto militar como civil, salir de sus bases en Okinawa y en Iwakuni, cerca de Hiroshima.

Por su parte, el gobernador de Okinawa, Hirokazu Nakaima dijo que "El caso debe ser llevado determinantemente bajo procesos judiciales japoneses".

"Ayudaría a mitigar el descontento social existente en el país, si el sospechoso paga su crimen antes de ser enviado a Estados Unidos", precisó Nakaima.

La policía japonesa ha llevado a cabo un interrogatorio voluntario al militar detenido, bajo custodia de las fuerzas militares estadunidenses, luego del incidente, reportó Kyodo.

En Tokio, un grupo de legisladores de la oposición publicó una declaración en la que exigen a los gobiernos de Japón y Estados Unidos tomar medidas preventivas rápidas y específicas como una respuesta a la violación de la joven japonesa.

Los legisladores, que celebraron una reunión en un edificio parlamentario, pretenden un apoyo remunerativo para la joven y su familia, la reducción de presencia militar estadunidense en Japón y el aumento en restricciones al personal militar de Estados Unidos.

Al caso de violación del 10 de febrero se sumó el arresto de un infante de marina por conducir ebrio en Okinawa y el de allanamiento de morada de otro militar en Nago, Prefectura de Okinawa y el más reciente de violación contra una mujer filipina.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login