El enviado papal pide a Iglesia aliento para el pueblo cubano

LA HABANA (AFP) – El secretario de Estado del Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, pidió este viernes a la Iglesia cubana ayudar a la población a mirar el futuro con esperanza, en una homilía pronunciada este viernes, en su segunda jornada en la isla.

“Ayuden al pueblo cubano a mirar el futuro con la esperanza que sólo se encuentra en Cristo”, dijo el cardenal a las religiosas y les pidió “desde lo recóndito del claustro” contribuyan “en la construcción de una auténtica sociedad, muchas veces herida y desarmada de valores, privada de identidad, invertebrada, escasa de fe y lejana de Dios”.

El enviado papal comenzó el día con las Carmelitas Descalzas y Dominicas, religiosas de clausura, con las que celebró la misa en su monasterio, para después recibir, en el mismo lugar, a la Presidencia de la Conferencia Cubana de Religiosos.

Bertone llegó en la noche del miércoles para una estancia de seis días, conmemorativa de la histórica visita de Juan Pablo II en 1998 y para entrevistarse con el presidente provisional, Raúl Castro, y otros funcionarios.

A las 17H00 locales (23H00 GMT), el número dos del Vaticano tomará un vuelo especial, cortesía del Gobierno, para trasladarse a Santa Clara, en el centro de la isla, donde el sábado planea inaugurar un monumento a Juan Pablo II y oficiar una misa.

Bertone tuvo en la noche del jueves su primer servicio religioso en Cuba, al oficiar una misa en la Plaza de la Catedral de La Habana, a la que asistieron el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón, el canciller Felipe Pérez Roque y la jefa de la Oficina de Asuntos Religiosos del PCC, Caridad Diego.

“La Iglesia desea poder ampliar sin límites el radio de su acción a todos los ámbitos, para contribuir con tesón al bien común del pueblo cubano”, dijo Bertone en perfecto español en la homilía de la misa, transmitida en vivo por un canal de la televisión estatal.

Entre los cerca de 3.000 asistentes estaban el jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos, Michael Parmly, y una representación de las Damas de Blanco, esposas y familiares de presos políticos.

El cardenal añadió que la Iglesia quiere “estar cada vez más presente y activa en medio de la sociedad” asistiendo al pobre y promoviendo la dignidad, “ya sean marginados, desplazados o encarcelados”.

Bertone y el cardenal cubano Jaime Ortega hicieron votos por una visita de Benedicto XVI a Cuba, invitado por el Gobierno desde 2005.

En casi 50 años de gobierno comunista en Cuba, la relación Iglesia-Estado ha sido ondulante, con épocas de duro enfrentamiento, en los años 60, y otras, como la posterior a la visita papal (1998), de cohabitación.

Bertone, que se reunió con los obispos en la mañana del jueves, se hizo eco de las reivindicaciones de la Iglesia local, que desde hace décadas pide acceso, entre otras cosas, a los medios de comunicación y al sistema escolar, más espacio para el trabajo pastoral fuera de los templos, la entrada a Cuba de más religiosos.

En ese encuentro, el cardenal entregó a los obispos un mensaje del Papa Benedicto XVI en el cual les pide mostrar que la Iglesia tiende “a hacer el bien, a promover la dignidad de la persona y, sembrando sentimientos de comprensión, misericordia y reconciliación, contribuye a la mejora del hombre y de la sociedad”.

Tras su estancia en Santa Clara, Bertone seguirá hacia Santiago de Cuba (sudeste) para dedicar un rosario a la Patrona Nacional en santuario del Cobre, y una misa en Guantánamo, extremo este, antes de regresar a La Habana, donde, según la agenda, se entrevistará el lunes con altos funcionarios.

You must be logged in to post a comment Login