Kosovo: yo de mayor quiero ser Puerto Rico.

Por Luis Losada Pescador

La suerte está echada. Kosovo se ha declarado independiente por el artículo 33, es decir, de manera unilateral. Por supuesto, Serbia no está de acuerdo. La única resolución de Naciones Unidas sobre el conflicto reconoce el derecho de Yugoslavia a mantener su integridad territorial.

Todo lo demás, no son sino planes privados de altos funcionarios de Naciones Unidas que no llegaron a prosperar. Es decir, Kosovo se ha independizado violando el derecho internacional.

¨Por qué Kosovo se ha atrevido a dar este paso? Cuenta con el apoyo implícito de los Estados Unidos. Yo de mayor quiero ser Puerto Rico.

Durante la guerra de los Balcanes, la OTAN se comprometió a garantizar la independencia a los albano kosovares. Era el momento de cumplir. El derecho internacional no acompaña, pero la OTAN sí. Y la UE también.

¨Por qué? Probablemente por hacer seguidismo del Imperio y por ese sentimiento de culpabilidad europea por no haber sido capaces de impedir el genocidio a dos calles de casa.

Ahora toca construir un estado. Una diferencia formal, pero relevante. Kosovo ya tenía un parlamento, un gobierno y había adoptado el euro como moneda propia. La diferencia entre antes y después de la independencia es meramente institucional. El orgullo de ser un Estado.

No hay razones económicas.:Kosovo no tiene petróleo ni gas. Pero sí hay razones geoestratégicas. Kosovo se puede convertir en una pica en Flandes de los Estados Unidos dentro del territorio de influencia de la extinta Unión Soviética.

Un golpe en la mesa que desestabiliza todo el mapa de relaciones internacionales. Regresa la "guerra fría", porque Rusia ha hecho del asunto de Kosovo un "casus belli".

Por su parte, la UE queda entre dos aguas. Los grandes países -Gran Bretaña, Francia y Alemania- apoyan la independencia. Pero Italia y Grecia, la rechazan. ¨Y España? Como siempre, de perfil.

El gobierno español rechaza la declaración de independencia unilateral, pero formará parte de la delegación internacional que envíe 2,000 profesionales para construir el entramado institucional que necesita cualquier Estado: policía, seguridad, etc.

Y la seguridad no es un tema menor donde -aunque no haya ejército- todavía quedan decenas de miles de armas de la época de la guerra. Kosovo se ha convertido además en el territorio propicio para el tráfico de armas y drogas. Todo un "patio trasero" que conviene limpiar de vez en vez.

Por eso han llamado la atención los guiños mutuos entre Kosovo y la UE. A la nueva bandera azul con estrellas (similar a la europea) se suma la declaración institucional kosovar de que su independencia "no sienta ningún precedente".

Exactamente el mismo discurso mantenido por la UE este lunes. No obstante, la UE dejará libertad a los estados miembros para que reconozcan o no al nuevo estado. Y es que -aunque Alemania apoya la independencia- probablemente no reconozca al nuevo Estado si eso supone que Rusia les cierre el grifo energético.

¨Qué pasará ahora con Bosnia? Ellos también piden su independencia. También han sufrido el genocidio serbio. También han sido pacificados por tropas internacionales. Kosovo y la UE responden que "no generará precedentes". Fácil de pronunciar y difícil de explicar. ¨Por qué unos sí y otros no?

Fuera del avispero de los Balcanes, la declaración de independencia de Kosovo ha levantado los ánimos de los nacionalistas españoles. Así, la portavoz del gobierno vasco, Miren Azcárate, aprovecha para señalar que la independencia de Kosovo es un ejemplo del "derecho democrático a la libre determinación plasmado en la legislación internacional".

El gobierno vasco sabe -o debería saber- que no es verdad que el derecho internacional ampare la independencia de Kosovo. Pero da igual. Se trata de agitar el árbol para poder recoger las nueces.

Por su parte, los nacionalistas catalanes instan a la UE para que reconozca el Estado de Kosovo. El gobierno Zapatero insiste en que "no tiene nada que ver" con el caso español. "No genera precedentes", pero ofrece demasiadas ideas. (Notimex) (El autor es periodista español)

You must be logged in to post a comment Login