Cuba a histórica elección del sucesor de Fidel Castro

LA HABANA (AFP) – Cuba nombrará el domingo al sucesor de Fidel Castro, probablemente su hermano Raúl Castro, en una histórica sesión parlamentaria que pone fin a medio siglo de mandato del líder comunista y abre una etapa de lenta transición hacia un gobierno colectivo y de cambios.

La isla vive en total calma las horas previas a la reunión, prevista para las 10H00 locales (15H00 GMT) del domingo, en que la nueva Asamblea Nacional escogerá de sus 614 diputados -entre ellos Raúl Castro- al jefe de Estado y de Gobierno para los próximos cinco años.

"Espero la decisión trascendente del 24", afirmó este sábado en un editorial el líder de 81 años, quien dice haber quedado exhausto por "los días de tensión" previos al domingo.

Fidel Castro, que llegó al poder por las armas en 1959, anunció el martes que no quiere seguir en el poder, al admitir en un mensaje que no estaba "en condiciones físicas" de asumir un cargo "que requiere movilidad y entrega total".

Según lo esperado, Raúl, de 76 años, será designado como presidente del Consejo de Estado -Ejecutivo-, luego de 19 meses de haber ejercido de forma provisional el mando que le transfirió su hermano el 31 de julio de 2006 por enfermedad.

Sin embargo, no se descartan sorpresas como podría ser la designación del vicepresidente Carlos Lage, de 56 años, dando paso formal a una nueva generación de dirigentes.

Además del presidente, también cabeza del gabinete de ministros, los diputados elegirán en voto directo y secreto al primer vicepresidente, cinco vicepresidentes, un secretario y 23 miembros del Consejo de Estado.

En un artículo publicado el viernes, primero tras el mensaje de renuncia, Fidel Castro admitió que su retiro marca "el fin de una etapa", pero descartó cambios en el sistema político.

"Estoy de acuerdo, ¡cambio!, pero en Estados Unidos. Cuba cambió hace rato y seguirá su rumbo dialéctico", escribió al rechazar llamados a la transición política por parte de Washington, países europeos y la Organización de Estados Americanos (OEA), a la que tildó este sábado de "basurero".

Castro dijo estar "enfrascado por hacer constar" su "voto unido (en bloque)" en la elección, un llamado a la unidad que se suma a anteriores hechos por otros altos dirigentes.

Su renuncia lleva a un reacomodo en las cúpulas de gobierno y militar, debido a que Raúl -hasta ahora primer vicepresidente- asumiría en su calidad de presidente como "Jefe Supremo" de las fuerzas militares, dejando vacante el Ministerio de Defensa.

Lage ascendería a primer vicepresidente y sería, constitucionalmente, el sucesor de Raúl Castro.

Pero cualquiera que sea presidente deberá afianzar un gobierno colegiado, en una etapa compleja que obliga a sustituir el liderazgo unipersonal de Fidel Castro y preparar la transición generacional.

La elección se realiza con expectativa en la población, además de por la definición del nuevo presidente, por "cambios" que prometió Raúl para aliviar los problemas económicos y sociales, y por sus críticas al "exceso de prohibiciones".

"A mí me pareció increíble que Fidel renunciara, pero ahora vamos a ver qué viene, porque ya está bueno ya. Queremos ver qué es lo que Raúl va a hacer", comentó una joven empleada de turismo de La Habana Vieja.

En una misa desde la ciudad de Santa Clara, el cardenal Tarc

You must be logged in to post a comment Login