Enviado del Papa anima a los cubanos a asumir reto actual apoyados en la fe

SANTA CLARA, Cuba (AFP) – El número dos del Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, animó a los cubanos a enfrentar los retos actuales, en una misa en la central ciudad de Santa Clara, donde inauguró un monumento a Juan Pablo II, que hace 10 años ofició en ese lugar su primer liturgia en Cuba.

"Sepan afrontar los retos actuales apoyados en Jesús, el único que puede colmar verdaderamente la felicidad a la que todo hombre aspira", dijo el secretario de Estado del Vaticano ante unas 3.000 personas congregadas.

A 280 km de La Habana, en la ciudad donde está enterrado el guerrillero argentino Ernesto ‘Che’ Guevara, el oficio religioso tuvo lugar al aire libre, en terrenos de una escuela deportiva, donde el 22 de enero de 1998 Juan Pablo II ofició su primera misa y donde ahora se le erigió un monumento con una estatua, regalo del propio Bertone.

Entre los presentes estaban el ministro de Cultura, Abel Prieto, y el ideólogo del Partido Comunista, Esteban Lazo, así como autoridades provinciales, muestra de la relevancia que otorga en gobierno a la visita.

En su tercera misa en igual número de jornadas en Cuba, (una pública en la Plaza de la Catedral de La Habana, y otra ante religiosas), Bertone advirtió a las familias cubanas que "en este mundo todo acaba. Lo único que jamás se agota es el amor de Dios".

"Los cristianos estamos llamados, no a devolver mal por mal, sino a ofrecer a nuestros semejantes lo mejor que tenemos", dijo Bertone en tono de reconciliación. "Las circunstancias podrán cambiar, lo que debe permanecer inmutable es nuestra identificación con los sentimientos y las actitudes" de la fe, advirtió.

Bertone llegó el martes a la isla para una visita oficial y pastoral durante la cual rezará un rosario en Santiago de Cuba (sudeste) y dará una misa en Guantánamo, extremo este, para después regresar a La Habana, donde se entrevistará con Raúl Castro y el canciller Felipe Pérez Roque.

Ese encuentro sería el primer acto oficial en política exterior de Raúl Castro como presidente, si, como se espera, es electo el domingo por el Parlamento como sucesor de su hermano Fidel, que renunció el martes.

Castro, de 81 años, lleva 19 meses alejado de su cargo por enfermedad.

Sin embargo, no se descarta que reciba una visita de Bertone, a quien conoció en 2005 y a través del cual envió una invitación a Benedicto XVI para visitar Cuba.

En su primera misa, a la que asistieron el presidente del Parlamento Ricardo Alarcón y el canciller Pérez Roque, Bertone dijo que "la Iglesia desea poder ampliar sin límites el radio de su acción a todos los ámbitos, para contribuir con tesón al bien común del pueblo cubano".

Transmitida en vivo por un canal de la televisión estatal, y con una reseña posterior en el diario oficial Grama, a la misa también asistieron las Damas de Blanco, esposas y familiares de presos políticos cubanos.

Dirigentes de la ilegal oposición han entregado solicitudes escritas para que Bertone interceda por unos 240 presos políticos existentes en la isla, según activistas de la disidencia.

En su segunda misa, el viernes, ante las Carmelitas Descalzas, el enviado de Benedicto XVI les pidió que "ayuden al pueblo cubano a mirar el futuro con la esperanza".

El cardenal Bertone, de 73 años, tiene previsto partir de Cuba el martes a la medianoche.

You must be logged in to post a comment Login