Fidel Castro descarta que su sucesor cambie régimen político en Cuba

LA HABANA (AFP) – Fidel Castro descartó cambios en el sistema comunista de Cuba a pesar de su salida de la Presidencia, según un artículo que publicó este viernes, a dos días de que sea definido su sucesor, muy probablemente su hermano Rául.

A tres días de haber renunciado a seguir en la Presidencia, Castro escribió sus primeras “Reflexiones del compañero Fidel” -ya no “del Comandante en Jefe”-, en las que admitió que su retiro marca “el fin de una etapa”, aunque no el inicio de una transición política.

“No es lo mismo el fin de una etapa que el inicio del fin de un sistema insostenible”, dijo el líder de 81 años, al aludir a Estado Unidos y señalar que los cubanos no regresarán “jamás al pasado” capitalista previo al triunfo de la revolución de 1959.

Castro comunicó su renuncia el martes, tras 19 meses alejado del poder por una enfermedad no revelada, que lo llevó a ceder el mando a su hermano Raúl, ministro de Defensa de 76 años, con carácter provisional.

El veterano líder dijo tener “la conciencia tranquila” con su decisión y comentó que “los días de tensión, esperando la proximidad del 24 de febrero”, lo dejaron exhausto.

Todo indica que Raúl será ratificado como el sucesor definitivo el domingo cuando los 614 diputados, la mayoría del gobernante Partido Comunista (PCC), se reúnan a partir de las 10H00 locales (15H00 GMT) para escoger a los 31 miembros del Consejo de Estado -Ejecutivo-, que hasta ahora había estado presidido por Fidel.

Al abordar en su artículo la reacción que provocó en su “adversario” su anuncio de retiro de la actividad política, Castro aseguró que en Cuba no habrá “cambio” político como esperan el presidente estadounidense George W. Bush, países europeos y los precandidatos presidenciales de Estados Unidos.

“Cuba cambió hace rato y seguirá su rumbo dialéctico. ¡No regresar jamás al pasado!”, manifestó, al dejar entrever la posibilidad de una renovación del sistema, pero sin regresar al capitalismo.

John McCain, favorito de la candidatura republicana a la Presidencia de Estados Unidos, deseó este viernes la muerte de Castro. “Como ustedes saben, Fidel Castro anunció que no seguirá siendo presidente (…) y deseo que tenga la oportunidad de reunirse con Karl Marx muy pronto”, afirmó.

La elección del sustituto de Castro acapara la atención internacional, pero se realiza además en un ambiente de expectativas sin precedentes en la población por eventuales “cambios” prometidos por Raúl para aliviar las penurias de la vida diaria.

El nuevo gobernante asumirá desafíos monumentales como la transición generacional de la revolución, sacar a la economía de la postración, hacer ajustes políticos y buscar unidad y consenso en esta era post-Fidel.

La renuncia de Castro, tras 49 años en el poder, provocará un reacomodo en las cúpulas de gobierno y militar, debido a que también deja su cargo de “Comandante en Jefe”, que asumiría su hermano Raúl, dejando vacante el Ministerio de Defensa.

“Estoy enfrascado ahora en el esfuerzo por hacer constar mi voto unido en favor de la Presidencia de la Asamblea Nacional y del nuevo Consejo de Estado, y cómo hacerlo”, dijo este viernes, en un llamado a la unidad.

En su mensaje de renuncia, Fidel Castro perfiló un gobierno colegiado para sustituir el unipersonal, con dirigentes de la vieja guardia, de una generación un poco más joven y de la intermedia, en la cual se ubica el vicepresidente Carlos Lage, de 56 años.

Castro mantiene su cargo de primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), lo que le confiere una gran autoridad sobre el Estado y el Gobierno, por lo que analistas coinciden en que seguirá teniendo enorme influencia en la toma de decisiones.

“No me despido de ustedes. Deseo solo combatir como un soldado de las ideas. Seguiré escribiendo bajo el título ‘Reflexiones del compañero Fidel’. Será un arma más del arsenal con la cual se podrá contar”, afirmó. Y añadió: “Tal vez mi voz se escuche. Seré cui

You must be logged in to post a comment Login