Comienza juicio contra policías que participaron en tiroteo en 2006

Nueva York.- Este lunes inició el juicio contra tres policías acusados de disparar unas 50 balas contra Sean Bell, un joven desarmado que salía de un club nocturno con un par de amigos tras celebrar su despedida de soltero, y que después murió.

Marc Cooper, Gerscard Isnora ý Michael Oliver son los tres acusados por este incidente que ocurrió en noviembre de 2006.

Bell, de 23 años, salía de un club de Queens de celebrar su despedida de soltero -iba a contraer matrimonio pocas horas después- junto con otros dos amigos, cuando fueron tiroteados por un grupo de agentes encubiertos.

Los dos amigos que le acompañaban resultaron heridos y pasaron algunas semanas hospitalizados. Hasta ahora nada indica que hubiera alguna provocación por parte de ellos para justificar la reacción de los policías, que mantenían una operación de vigilancia a dicho club.

Según algunos testigos, los agentes –que iban vestidos de civil- no se identificaron como policías.

El suceso despertó la indignación y la ira de familiares y líderes de la comunidad negra, entre ellos el reverendo Al Sharpton, que acusó de brutalidad al Departamento de Policía de Nueva York y de disparar 50 tiros sólo porque los jóvenes eran afroestadunidenses.

Este lunes, la fiscalía y los abogados defensores chocaron en sus declaraciones en la primera sesión del juicio que se lleva a cabo en la Corte Suprema de Nueva York, en Queens.

La fiscalía consideró que el tiroteo fue injustificado y excesivamente desproporcionado. Sólo Oliver e Isnora dispararon 42 balas en apenas segundos. Cooper, por su parte, no hirió a nadie.

La defensa señaló, por su parte, que los fiscales se han centrado demasiado en el número de balas disparadas pero no en por qué se disparó la primera, es decir, cuál fue la justificación del tiroteo aquel 25 de noviembre.

Los policías han señalado en sus declaraciones que abrieron fuego después de que el coche que conducía Bell chocara contra una furgoneta aparcada en la que estaban los agentes que realizaban tareas de vigilancia al club que los tres amigos habían abandonando.

Los agentes creyeron que estaban siendo atacados y decidieron, en defensa propia según ellos, abrir fuego contra los jóvenes. No obstante, y a pesar de señalar que así lo creían entonces, se demostró que ninguno de ellos llevaba un arma encima.

El momento más emotivo del juicio fue cuando subió al estrado la prometida de Bell, Nicole Paultre Bell (tomó su apellido tras su muerte), y recordó como ambos se conocieron en la preparatoria.

Horas antes, participó en una vigilia organizada por Sharpton. Numerosos activistas afroamericanos se congregaron a las puertas del tribunal para protestar por lo ocurrido y criticar el racismo que recorre el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD)

Muchos son los que todavía recuerdan el suceso que acabó en 1999 con la vida de Amadou Diallo, un inmigrante africano desarmado que recibió 19 disparos en el Bronx, y que provocó serias protestas por líderes negros y sacudió los cimientos del departamento de policía de la ciudad.

En declaraciones a los medios, Sharpton señaló que "no estamos en contra de los policías blancos si no en contra de los malos policías". Dos de los acusados son afroestadunidenses.

Mientras, el sindicato del NYPD mostró su apoyo a los acusados, señalando que fue un triste desenlace pero que actuaron de "buena fe".

NOTIMEX/

You must be logged in to post a comment Login