Hermanos Coen coronaron los Oscar y los actores se llevaron trofeos a Europa

HOLLYWOOD, EEUU (AFP) – Los hermanos Ethan y Joel Coen recibieron sendos reconocimientos el domingo al recibir cuatro Oscar por “No Country For Old Men” en una ceremonia donde las cuatro estatuillas para los actores partieron a Europa, incluida la del español Javier Bardem.

En la categoría Mejor Actriz/Actor, la francesa Marion Cotillard y Daniel Day-Lewis, nacido en Londres y nacionalizado irlandés, se alzaron con las estatuillas que en los rubros de actores secundarios quedaron en manos del español Bardem y la británica Tilda Swinton.

La gran vencedora de la 80ª entrega de los Oscar fue “No Country for Old men” (“No es país para viejos” o “Sin lugar para los débiles”) que llegó nominada en ocho categorías y aunque ganó la mitad se alzó con los premios mayores: Mejor Película, Mejor Dirección, Mejor Guión adaptado y Mejor Actor de Reparto para Bardem, el primer español en ganar un Oscar en su rubro.

“Mi mamá me había dicho ‘pero ¿por qué no te lo van a dar? Si no ganas sólo diviértete… ella lo sabe todo”, comentó el actor de 38 años en una conferencia de prensa en el teatro Kodak tras recibir la estatuilla que fue celebrada en España por la Academia de Cine y los políticos españoles, en plena campaña electoral.

Otra extranjera que marcó un hito fue Cotillard, que por encarnar el destino trágico de la cantante francesa Edith Piaf en “La Vie en Rose” se convirtió en la segunda francesa en alzarse con la estatuilla dorada, 48 años después de Simone Signoret, y en la segunda mujer en ganar el premio por una actuación en un idioma que no es el inglés, luego que Sophia Loren lo lograra en 1962.

“Gracias al amor, gracias a la vida. Es verdad que hay ángeles en esta ciudad” de Los Angeles, exclamó en inglés Cotillard, de 32 años, conmovida hasta las lágrimas ante los 3.400 espectadores del teatro Kodak de Hollywood.

De su lado Daniel Day-Lewis partió con su premio a Mejor Actor por meterse en la piel de un desalmado hombre de petróleo en “There will be blood”, que le valió su segunda estatuilla luego de haber ganado la primera por “Mi pie izquierdo” de 1990.

El cuarto Oscar que cruzará a Europa es el de Tilda Swinton ganado por su encarnación de una mujer inmersa en la inmoralidad de una corporación en la cinta “Michael Clayton”.

Ese fue el único trofeo que ganó esa cinta que compitió en siete categorías. “There Will be Blood” – “Petróleo Sangriento” o “Pozos de Ambición”, en español-, se llevó dos de los ocho Oscar que aspiraba: el de Day-Lewis y el de Fotografía.

De su lado “Atonement” (“Expiación”), que codició siete Oscar, tuvo que contentarse solo con el de Mejor Banda Sonora a cargo de Dario Marianelli, que arrebató el trofeo al que también aspiraba el español Alberto Iglesias por la cinta “The Kite Runner” (“Cometas en el cielo”).

La comedia sobre un embarazo adolescente, “Juno”, estaba nominada en las principales lizas pero se alzó solo con el Oscar a Mejor Guión Original para Diablo Cody, una ex ‘stripper’ de 29 años que recibió el premio, incrédula, para dedicárselo a “todos los guionistas” y especialmente a sus rivales de la noche: “Ratatouille”, “Lars and the Real Girl”, “Michael Clayton” y “The Savages”.

La historia del ratoncito chef, “Ratatouille”, de Disney y Pixar, se alzó con el Oscar a Mejor Película de Animación, recibido por su director Brad Bird, que obtuvo el segundo Oscar de su carrera.

En el rubro de los documentales, la cinta contra la guerra “Taxi to the dark side” fue escogido el mejor al centrarse en una historia sobre un caso de tortura a un prisionero afgano en una base militar estadounidense.

En la categoría de Mejor Película Extranjera la ganadora fue “Die Fälscher” (“Los falsificadores”), una película austriaca sobre la fabricación de billetes de banco falsos en un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial.

You must be logged in to post a comment Login