Inundaciones por lluvias afectan a 25% de la población ecuatoriana

QUITO (AFP) – Un 25% de la población ecuatoriana, unos 3,5 millones de personas, está afectado por las inundaciones causadas por las lluvias más devastadoras de la última década, que dejan 16 muertos y la principal provincia arrocera cubierta de agua, dijeron el lunes autoridades.

Con 13,6 millones de habitantes, Ecuador enfrenta un "desastre nacional" que desbordó la capacidad de atención del Estado debido a las fuertes precipitaciones que caen interrumpidamente desde mediados de enero, y generan pérdidas por unos 200 millones de dólares.

"El número de personas afectadas es enorme: 3,5 millones, de ellas unas 300.000 evacuadas, y muchas otras en situación de albergue. También tenemos a muchas que no quieren salir de sus hogares y que están en zonas de inundación", según la ministra del Litoral, Carolina Portalupi.

Una comisión encabezada por el presidente Rafael Correa sobrevoló la costa ecuatoriana el fin de semana y observó que "en provincias como Los Ríos el 100% del territorio está inundado", agregó.

En esa zona las aguas anegaron miles de hectáreas de arroz, y en varios puntos los pobladores han tenido que subir a los techos para ser rescatados por helicópteros.

"Cuando se constata la magnitud de lo que estamos viviendo, hablamos de un desastre, porque el nivel de respuesta institucional se queda corto de alguna manera frente al tamaño de la amenaza y vulnerabilidad", indicó Portalupi.

El miércoles Correa declaró la emergencia en todo el territorio, movilizó a las Fuerzas Militares y pidió ayuda internacional para enfrentar la temporada invernal, que afecta a 13 de las 24 provincias.

Argentina, España, Japón, Perú, Venezuela y Estados Unidos han enviado o anunciado ayuda, mientras el papa Benedicto XVI expresó su solidaridad durante el Angelus dominical.

"No tenemos recursos suficientes para poder atender efectiva y oportunamente a todos los damnificados. Estamos haciendo lo posible y lo imposible", admitió el jefe de Estado.

Además de Los Ríos, las provincias costeras más afectadas son Manabí, El Oro (limítrofe con Perú) y Guayas, y las andinas Chimborazo, Azuay y Loja (también fronteriza con Perú).

En esas zonas los aguaceros han destruido unas 110.000 hectáreas de café, cacao, banano, caña de azúcar, arroz y maíz, aunque por ahora las autoridades han descartado un desabastecimiento.

Desde 1998, Ecuador no soportaba un invierno tan fuerte. Entonces las lluvias generadas por el fenómeno climático de El Niño inundaron vastas zonas de la costa ecuatoriana, dejando varios muertos y millonarias pérdidas.

El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) prevé que las lluvias se extiendan hasta abril, aunque no descarta un descenso en la intensidad de las mismas.

You must be logged in to post a comment Login