Niega Iglesia salvadoreña estancamiento en canonización de Romero

San Salvador.- La Iglesia Católica de El Salvador negó que el proceso de canonización del arzobispo Oscar Arnulfo Romero se encuentre estancado, ante versiones de que enfrenta algunos obstáculos en el Vaticano.

El vicario general de la Arquidiócesis de San Salvador, Jesús Delgado, dijo en rueda de prensa tras oficiar la homilía en Catedral Metropolitana que el proceso de Romero no está estancado y recordó que hay santos que esperan hasta dos siglos para ser canonizados.

Según versiones de prensa, Roma evaluaría si Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por motivos religiosos, políticos o sociales.

Romero fungía como arzobispo de San Salvador cuando un francotirador, bajo las órdenes de sectores derechistas del país, lo acribilló en momentos en que oficiaba una misa en una capilla ubicada en el noreste de la capital.

Romero fue muy querido en el país y su carisma trascendió las fronteras, era perseguido y acusado por el régimen de ese entonces por denunciar la persecución que sufría el pueblo pobre al que llamaba "mis ovejas".

La autoría del crimen fue atribuida al fundador de la gobernante Alianza Republicana Nacionalista (Arena), el extinto mayor del ejército Roberto D’Abuisson, según investigaciones de organismos locales y la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Delgado recordó que el Papa Juan Pablo II canonizó a personas que tenían 400 años de espera y eso no quiere decir que el proceso de Romero se haya estancado, sino que está en vigor y por el momento se está finalizando el examen en su pensamiento social de la Iglesia.

Precisó que primero la Causa de los Santos del Vaticano estudió si Romero promovía la Teología de la Liberación, ya que hubo acusaciones en su contra por eso, y "ya se declaró que no, que la doctrina de monseñor Romero es la doctrina de la Iglesia Católica de siempre".

Ahora se evalúa cómo proyectó el religioso la doctrina social de la Iglesia en sus predicaciones. Esa revisión está por concluir, y entonces el proceso seguirá su curso, agregó Delgado.

A su juicio, Juan Pablo II tenía un gran gusto por canonizar y beatificar a personas para dar testimonio de la cristiandad que existe ante un mundo que se vuelve ateo, mientras que la visión del Papa Benedicto XVI es otra, con talante más intelectual, académico y profundo.

Incluso, Delgado manifestó que Juan Pablo II pese a las expresiones de explosión enorme que recibió del pueblo que lo favorece como santo, "tiene que seguir el mismo proceso que todos".

El vicario de la Arquidiócesis metropolitana reveló que son muchas las personas que aseguran que el "Santo Romero de las Américas" como se le conoce, les ha hecho milagros, no obstante para el proceso de beatificación no cuenta sólo el testimonio, sino la prueba científica.

Comentó que se conoció del caso de una persona de la oligarquía que odiaba a Romero y padecía de cáncer invasivo total y una amiga la instó a orar al religioso para que la curara, y así lo hizo al hacerse presente a su tumba en varias ocasiones.

Según el reporte, cuando la mujer volvió a hacerse los análisis para someterse a una operación quirúrgica los médicos de Miami, en Estados Unidos, ya no le encontraron nada, "estaba limpia de cáncer".

"Esta persona se ha convertido al monseñor, pero claro, los médicos de Estados Unidos no quisieron dar ningún testimonio escrito porque ellos dicen

You must be logged in to post a comment Login