Bolivia busca renegociar venta de gas a Argentina tras boicot de petroleras

LA PAZ (AFP) – Bolivia buscará renegociar su contrato de gas con Argentina, porque no podrá cumplir con volúmenes adicionales a partir de 2010, a causa del boicot de transnacionales a la nacionalización de los hidrocarburos, dijo este martes el vicepresidente Alvaro García.

“Les dimos un golpe a las petroleras (nacionalización en mayo de 2006), les dimos un garrotazo y ellas se resintieron, nos boicotearon en algunos casos, nos estorbaron en otros, no nos ayudaron en otros casos y nos amenazaron”, afirmó el vicepresidente.

“Las petroleras se defendieron dejando de invertir”, razón por la que la producción del carburante se estancó, según García, quien no abundó en detalles acerca de la actividad de cada una de las 12 multinacionales que operan en Bolivia, entre brasileñas, españolas, británicas, francesas y holandesas.

García defendió sin embargo la nacionalización de los hidrocarburos -riqueza estimada en 1,36 billones de metros cúbicos de gas, la segunda de la región- porque la medida permitió a Bolivia triplicar, a 900 millones de dólares sus ingresos fiscales al año.

“Hemos modificado las reglas del juego con los extranjeros y lo hemos hecho sabiendo que había un riesgo”, dijo el vicepresidente, quien también reconoció que el gobierno no fue capaz de generar mayores inversiones privadas.

“Asumimos nuestra cuota de responsabilidad, pero no nos arrepentimos, fue buena decisión haberles quitado a las petroleras la mayor cantidad de las ganancias para que se queden en el país”, complementó.

Tras largas negociaciones, el gobierno logró en 2008 que las transnacionales inviertan unos 960 millones de dólares que recién comenzarán a dar frutos plenos a partir de 2009 y 2010.

El rezago en las inversiones, que originan un déficit de producción, obliga al gobierno a gestionar en Buenos Aires un nuevo contrato de compra-venta de gas, respecto al firmado por los presidentes de Bolivia y Argentina en octubre de 2006.

“Hay que renegociar el traslado del cumplimiento total del abastecimiento a la Argentina del 2011, quizá al 2012 o mediados del 2013, hay que variar un año o año y medio las fechas y los topes”, declaró García a la radio católica Fides.

Ese entendimiento establece que Bolivia debe subir sus volúmenes enviados por un antiguo ducto binacional hasta 2010 a 7,7 millones de metros cúbicos diarios (MMCD) de gas y comenzar a suministrar 16 MMCD desde 2011, una vez que esté concluido el nuevo Gasoducto Nordeste Argentino, para llegar a un tope de 27,7 MMCD.

García también expresó su deseo de que acaben las limitaciones bolivianas el próximo año, cuando se mejore la capacidad productiva del país, que a la fecha alcanza a unos 40 MMCD que le sirven para bombear 30 MMCD a Sao Paulo, 1,5 a Cuiabá, 6,5 MMCD para su mercado interno y un saldo fluctuante que es despachado a Argentina.

El vicepresidente reveló que recién a fin de año Bolivia podría aumentar su producción de 2 a 2,5 MMCD y en 2009 en otros 4 a 5 MMCD adicionales, si prosperan las inversiones de la brasileña Petrobras y ésta logra un acuerdo con la francesa Total para explotar un rico yacimiento del hidrocarburo en la región de Itaú (sureste).

You must be logged in to post a comment Login