Hallan muerto a sospechoso de robo de bebés de desaparecidos en Argentina

BUENOS AIRES (AFP) – Un militar retirado involucrado en el robo de bebés de desaparecidos durante la dictadura (1976-1983) fue hallado muerto con un disparo en la sien, lo que levantó el inmediato reclamo este martes de organizaciones de derechos humanos para que se investigue si fue asesinado para silenciarlo.

El cadáver del teniente coronel retirado Paul Navone fue encontrado el lunes en un pueblo serrano de la provincia de Córdoba (centro), donde residía, el mismo día en que debía presentarse a declarar como imputado por el robo de hijos de desaparecidos.

La policía informó que si bien el cuadro en que se hizo el hallazgo sugiere un suicidio, porque junto al cuerpo se encontró una pistola, se dispuso una autopsia y otras pericias para investigar la hipótesis de asesinato.

"Me atrevo a dudar de la muerte por suicidio de este hombre", dijo este martes Estela Barnes de Carlotto, presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, la organización que ya encontró a 88 de los bebés apropiados ilegalmente en aquellos años con identidades cambiadas.

El 10 de diciembre pasado el prefecto Héctor Febres, que era juzgado por el robo de bebés durante el gobierno dictatorial, fue hallado muerto en su lugar de detención, pocos días antes de recibir sentencia.

La autopsia determinó que había ingerido cianuro, por lo que la justicia investiga si fue asesinado para evitar que informara sobre el destino de bebés nacidos en la ESMA, el mayor centro clandestino de detención de aquellos años, donde había supervisado la precaria maternidad.

La muerte de Navone y el antecedente de Febres llevaron a Carlotto a sospechar que "están eliminando" a personas con información clave sobre unos 500 hijos de desaparecidos secuestrados con sus padres o nacidos en cautiverio y sobre los responsables de su destino.

"Me preocupa muchísimo que estas personas desaparezcan de este mundo sin poder hablar, sin contar una historia que lleva ya 31 años y que es tan dolorosa", dijo Carlotto a una radio de Buenos Aires.

La dirigente pidió una investigación entre "miembros de las Fuerzas Armadas que tienen hijos de la edad de nuestros nietos y que podrían serlo".

"Esto se puede hacer, no es tanto el número, se podría hacer de una manera respetuosa y progresiva que nos daría luz sobre muchos encuentros que ahora no se producen. Ahora con más razón por este silencio", puntualizó.

Por su parte, Marina Barbagelata, abogada querellante en la causa por la que Navone estaba imputado, consideró "altamente probable que existan personas que pudieran verse amenazadas frente a la declaración" del militar, por lo que también reclamó que se investigue si fue asesinado.

El cuerpo apareció en el parque de un hotel que la Fuerza Aérea Argentina posee en la localidad turística de Ascochinga, donde Navone, de 65 años, tenía su casa y explotaba un restaurante y un pequeño hotel.

El militar debía declarar el lunes en el juzgado federal de Paraná (500 km al norte), imputado por la sustracción y sustitución de identidad de los mellizos Valenzuela-Negro, que nacieron en 1978 en el Hospital Militar de esa ciudad, cuyo destino aún no fue dilucidado y cuyos padres siguen desaparecidos.

You must be logged in to post a comment Login