Bolivia: lento diálogo político en medio de presiones sociales y regionales

LA PAZ (AFP) – Un diálogo interpartidario para zanjar la crisis política boliviana registra este miércoles escasos avances, en medio de la presión de grupos sociales oficialistas en favor de una nueva Constitución y la decisión de cinco de nueve regiones de dotarse de gobiernos autónomos.

El presidente de la Cámara de Diputados y dirigente del gubernamental Movimiento Al Socialismo (MAS), Edmundo Novillo, dijo que se barajan varias propuestas desde que comenzaron las reuniones el lunes entre el oficialismo y la oposición para dar una salida a la prolongada crisis política boliviana.

La nueva Constitución de corte indígena y estatista -que aún debe esperar dos referendos para entrar en vigor- y las autonomías de tendencia liberal que proclaman cinco de las nueve regiones de Bolivia constituyen la manzana de la discordia que ha virtualmente dividido en dos al país.

Novillo reveló que entre las propuestas de solución que estudia una comisión interpartidaria están la “exclusión de la nueva Carta Magna del capítulo referido a las autonomías” -que se contrapone al concepto de autonomía manejado por cinco regiones opositoras- o “elevar las divergencias a un referendo dirimidor”.

Como telón de fondo del diálogo entre el MAS (izquierda) -que controla la cámara de diputados- y los opositores Podemos (derecha), Unidad Nacional (centroderecha) y Movimiento Nacionalista Revolucionario (derecha) -que manejan el Senado- está la amenaza latente de grupos sociales que hacen una vigilia al Congreso.

La movilización de campesinos oficialistas intenta presionar al Congreso para que apruebe dos referendos que viabilicen la nueva Constitución que -según sus dirigentes- permitirá frenar las consultas por autonomías regionales convocadas por Santa Cruz y Beni para mayo y junio respectivamente. Tarija, Pando y Chuquisaca también podrían dar el mismo paso.

“Continuarán las movilizaciones en todo el país para decir que no podemos permitir la desintegración ni división del país y que a partir de la aprobación de la nueva Constitución estará garantizada la unidad”, amenazó Santos Ramírez, influyente senador del MAS.

La agrupación Podemos, principal fuerza de oposición, cuestionó la presencia de campesinos en la plaza de Armas de La Paz, donde el Congreso delibera y donde también está emplazado el presidencial Palacio Quemado.

“Con presiones, cercos, amenazas y violencia, no vamos a llegar a ningún buen lugar, sólo vamos a prolongar una tensión y la ciudadanía no puede vivir con tanta incertidumbre”, advirtió en tanto Oscar Ortíz, presidente del Senado y líder opositor de Santa Cruz.

El lento diálogo interpolítico también sufrió un retroceso por la decisión de Santa Cruz y Beni de fijar las fechas de sus consultas populares para aprobar sus estatutos autonómicos, una suerte de Constitución local.

Santa Cruz, motor de la economía boliviana, irá a plebiscito el 4 de mayo, y Beni -región ganadera y forestal- el 1 de junio. El presidente Evo Morales calificó esas iniciativas de secesionistas.

You must be logged in to post a comment Login