Comunidad y familia pueden prevenir violencia juvenil

Los programas para jóvenes pueden prevenir que caigan en pandillas o dejen de estudiar cuando las familias se informan sobre la existencia de dichos servicios y los utilizan.

Así concluyó el informe de Safer Latinos, programa para la prevención e intervención contra la violencia juvenil, que analizó la situación de jóvenes de Langley Park, Maryland, y Culmore, Virginia.

En ambos lugares, son más propensos de caer en la violencia los hijos que inmigraron muchos años después que sus padres.

“Se necesitan programas que involucren más a los padres porque sus hijos los ven como extraños”, indicó Melba Calderón, directora del programa en Langley Park.

Para reducir la violencia juvenil de jóvenes hispanos proponen incrementar la cantidad de promotores sociales que informen a las familias sobre los servicios con los que pueden contar.

Asimismo, sugirieron organizar eventos comunitarios, brindar apoyo a los jóvenes en las escuelas y sostener un centro donde puedan estudiar oficios, encontrar apoyo escolar o entretenimiento para su tiempo libre.

Más informes en el Centro Multicultural Juvenil de Maryland, (teléfono 301-431-3121 ext. 31).

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login