Demanda ciudadano EU a gobierno por deportarlo a México

Los Angeles.- Un estadounidense presentó el miércoles una demanda civil contra las autoridades migratorias de Estados Unidos que lo deportaron en 2007 a Tijuana, donde estuvo tres meses sin poder retornar a su país al ser confundido con un indocumentado.

La querella fue presentada por la Unión de Libertades Civiles de América (ACLU, por sus siglas en inglés), en apoyo de Pedro Guzmán, de 30 años, con el objetivo de que la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) deje de usar el perfil racial para revisar estatus migratorio.

La demanda civil incluye al jefe del Departamento de Seguridad Interna, Michael Chertoff; al jefe del ICE, James Hayes; a los agentes encargados de entrevistar a Guzmán, al jefe del Sheriff del Condado de Los Angeles, Lee Baca; entre otros.

Guzmán, residente de Lancaster y nacido en Los Angeles, California, fue detenido el año pasado y deportado a la ciudad mexicana de Tijuana, donde estuvo perdido por 85 días y donde trató de convencer de múltiples formas a las autoridades de que era estadounidense.

El estadounidense caminó descalzo, comió de basureros y durmió en la calle hasta que fue encontrado por agentes de la Patrulla Fronteriza que lo volvieron a detener cuando intentaba cruzar de nueva cuenta a territorio estadounidense por Calexico.

El director de la ACLU, Mark Rosenbaum, señaló que este es un caso palpable de que se sigue aplicando el prejuicio del color de piel "como premisa para concluir que una persona está legalmente o no en este país".

Guzmán, quien padece de problemas mentales, tiene una capacidad de lectura de un niño de segundo grado y de manera inicial fue detenido en abril pasado en su lugar de residencia, cuando había traspasado una propiedad privada.

Al salir de una prisión del sur de California fue identificado como inmigrante indocumentado por agentes del Departamento del Sheriff del Condado de Los Angeles y remitido a la ICE, que ordenó su deportación a México a principios de mayo pasado.

En el proceso, tanto Pedro como sus familiares aseguraron que había nacido en Estados Unidos, pero las autoridades migratorias actuaron de manera drástica y lo deportaron a la frontera mexicana.

La familia de Pedro se enteró de la situación de su familiar cuando éste llamó desde Tijuana, México, informando de lo sucedido, pero después ya no volvió a llamar perdiendo contacto con ellos.

Las autoridades migratorias han argumentado que Guzmán dijo a los oficiales que había nacido en México e incluso aceptó firmar su deportación voluntaria.

En un comunicado, la vocera del ICE, Virginia Kice, señaló que este caso singular ya fue cerrado para esta dependencia.

"Desde que el ICE fue creado, los esfuerzos de la agencia han asegurado que más de un millón de infractores de la ley de inmigración fueran enviados a sus países de origen", puntualizó.

La demanda exige una indemnización por daños físicos y emocionales sufridos por el demandante y sus familiares, quienes lo buscaron en hospitales y forenses de Tijuana durante casi tres meses.

Según María Carbajal, madre de Guzmán y originaria del estado mexicano de Nayarit, su hijo aún se encuentra en tratamiento médico y su recuperación es lenta. Actualmente Guzmán no trabaja y depende por completo de las atenciones de su madre.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login