Impactante muestra de fotógrafo argentino sobre los desaparecidos

BUENOS AIRES (AFP) – El fotógrafo argentino Gustavo Germano inauguró en Buenos Aires una conmovedora exposición en la que, con una idea sencilla pero notable, logra captar con su cámara el ‘vacío’ que han dejado los 30.000 desaparecidos durante la última dictadura (1976/83).

"Lo más satisfactorio es haber podido transmitir emociones, haber llegado a la gente con un mensaje que genera empatía y los acerca al drama de vivir con la presencia de una ausencia, como dice mi madre", dijo Germano a la AFP en el Centro Cultural Recoleta, donde se podrá ver la muestra hasta fines de marzo.

El visitante no dejará de estremecerse ante las imágenes: una foto en blanco y negro rescatada de un álbum familiar donde se ve a dos o más personas, y luego otra color, tomada 30 años después, recreada en el mismo lugar y en la misma situación y donde hay uno o más espacios vacíos.

Una de las imágenes más impactantes es la que da cuenta de la tragedia de la familia Amestoy. Primero, una foto de 1974 en la que se ve a dos mujeres jóvenes junto a tres niños, todos sonrientes bajo el sol de una tarde de domingo.

En la foto siguiente, tomada en el mismo lugar del jardín, solo se ve a una mujer madura y un joven. La otra mujer y los dos pequeños fueron asesinados por los militares. Manuel, de cinco meses, sobrevivió y fue entregado en adopción. Recuperó su identidad en 1995.

"Quise ponerle rostro a algunos de los 30.000 desaparecidos para que la gente se diera cuenta cómo es eso de vivir todos los días con una ausencia", afirmó Germano, quien él mismo tiene un hermano desaparecido, secuestrado a los 18 años en la provincia de Entre Ríos (noreste), de donde es oriunda la familia.

El artista recreó su propio drama familiar con una fotografía en blanco y negro donde se lo ve de niño junto a sus hermanos Guillermo, Diego y Eduardo. La segunda refleja sólo tres hombres adultos.

Otra imagen da cuenta de cinco jóvenes que sonríen en color sepia al frente de una carpa, bajo un árbol. En la otra toma se observan tres personas maduras y, entre ellas, dos vacíos que se dibujan sobre el campo entrerriano.

"La muestra, llamada ‘Ausencias’, despierta la conciencia de esa brutalidad acercándola o haciéndola ‘visible’ en el ámbito de lo más preciado: lo cotidiano, lo pequeño, lo propio", explicó Germano.

"Se dice fácil 30.000, pero hasta que no se ven 14 caras no se toma dimensión de la tragedia", agregó.

Recordó que la idea le había surgido en 1997 luego de hacer un video con los sobrevivientes y los familiares de las víctimas en Entre Ríos, donde hay unos 157 desaparecidos, según organismos de derechos humanos de la provincia.

Pero la idea de Germano, radicado en Barcelona desde 2001, recién se materializó a fines de 2005 y comienzos de 2006, con el apoyo del Registro Unico de la Verdad de la provincia de Entre Ríos y de la Casa América Catalunya.

La primera muestra se hizo en octubre pasado en Barcelona y actualmente existe una doble itinerancia, con una exposición en Argentina y otra en Europa.

El golpe de Estado de marzo de 1976 instauró el régimen militar más brutal de la historia argentina, que significó miles de exiliados y torturados y 30.000 detenidos que ‘desaparecieron’ en las cárceles clandestinas de la dictadura, según organismos humanitarios.

You must be logged in to post a comment Login