No quiero hablar con Raúl Castro: Bush

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, descartó el jueves conversaciones con el nuevo presidente de Cuba, Raúl Castro, quien el domingo reemplazó en el poder a su hermano Fidel.

"No estoy sugiriendo que nunca habrá un momento para hablar, sino que estoy sugiriendo que ahora no es el momento de hablar con Raúl Castro", anotó el mandatario en rueda de prensa en la que se refirió a diversos temas.

Raúl Castro "no es nada más que una extensión de lo que hizo su hermano, que fue arruinar la isla y encarcelar prisioneros por sus creencias", afirmó el mandatario.

Señaló que un diálogo con el nuevo líder cubano enviaría "un mensaje equivocado" a los que buscan la libertad de los prisioneros políticos y daría una mayor prominencia "a los que han suprimido los derechos humanos y la dignidad humana".

Bush citó testimonios de las esposas de disidentes cubanos al indicar que "sus historias son increíblemente tristes".

"La idea de abrazar a un líder que ha hecho esto sin ningún intento de su parte de liberar prisioneros y liberar a su sociedad sería contraproducente y enviaría una señal equivocada", recalcó.

Ante la pregunta de un periodista que indicó que "abrazar" no significa "dialogar", el mandatario respondió: "bueno, hablar es abrazar".

Indicó que sentarse a la mesa y tomarse una foto "con un tirano como Raúl Castro" le daría un reconocimiento de parte del gobierno de Estados Unidos.

Bush reiteró que mantendrá el embargo contra Cuba hasta que haya libertad para el pueblo cubano.

En el encuentro con la prensa, el mandatario se refirió al debate entre los pre candidatos a la Casa Blanca sobre la posibilidad de hablar sin pre condiciones con líderes de países como Irán y Cuba, considerados enemigos por el gobierno de Estados Unidos.

"Recuerdo a las personas que la decisión del presidente a tener conversaciones con ciertos personajes internacionales puede ser extremadamente contraproducente. Puede enviar señales escalofriantes a nuestros aliados", apuntó.

Agregó que esas conversaciones "pueden crear confusión sobre nuestra política exterior. Desanima a los reformadores dentro de su propio país. Y, a mi juicio, sería un error sobre los dos países mencionados (Irán y Cuba)".

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login