Rehenes estadunidenses “pavorosamente abandonados”

Los tres rehenes estadunidenses en poder de las guerrilleras Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) están "pavorosamente abandonados" por su país, denunció el jueves Luis Eladio Pérez, liberado la víspera en la selva colombiana.

"Los tres norteamericanos están viviendo en un abandono pavoroso de Estados Unidos, sólo ahora hemos empezado a escuchar las voces del embajador y de congresistas (estadunidenses)", dijo Pérez en declaraciones a la emisora Caracol desde Venezuela.

Los técnicos estadunidenses Marc Gonsalves, Thomas Howes y Keith Stansell fueron secuestrados el 12 de febrero de 2003, cuando una columna de las FARC derribó la avioneta en que viajaban.

El ex congresista Pérez, quien compartió el cautiverio por algún tiempo con los estadunidenses, la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt y con varios policías y militares, sostuvo que las FARC le quitaron algunas pruebas de vida que traía para Estados Unidos.

Los estadunidenses escribieron cartas destinadas al mandatario de su país, George W. Bush, para los miembros del Congreso, a los precandidatos presidenciales y medios de comunicación para pedir que no los abandonen.

"Las tenía escondidas en lo más íntimo del cuerpo", señaló Pérez al explicar que los guerrilleros se las encontraron cuando le hicieron una requisa.

Los tres agentes extranjeros buscaban que la sociedad de Estados Unidos se sensibilice frente a su situación de cautiverio, porque están "muy abandonados y están en malas condiciones", precisó Pérez, quien fue liberado el miércoles tras más de seis años de cautiverio.

Los extranjeros forman parte de un grupo de 40 plagiados en poder de las FARC, la mayor y más antigua guerrilla de Latinoamérica, que son considerados rehenes políticos para presionar su canje por unos 500 rebeldes presos en cárceles de Colombia y Estados Unidos.

Pérez agregó que los tres extranjeros quedaron decepcionados cuando escucharon la reciente condena a 60 años de cárcel dictada en Estados Unidos contra el comandante rebelde Simón Trinidad, en prisión en ese país y cuyo canje es solicitado por la guerrilla.

El político liberal pidió al presidente de Colombia, Alvaro Uribe Vélez, que despeje los municipios de Florida y Pradera para negociar con la guerrilla un acuerdo humanitario que permita la liberación de los otros 40 rehenes.

"Señor presidente (Uribe Vélez) pruebe el éxito de la seguridad democrática despejando una zona y permitiendo la libertad de ese grupo de colombianos", subrayó Pérez, quien fue entregado con Gloria Polanco, Orlando Beltrán y Jorge Eduardo Gechem.

Las FARC reiteraron el miércoles que sólo negociarán la entrega de los rehenes en una zona desmilitarizada, lo cual fue rechazado de nuevo por el Ejecutivo colombiano.

NTX

You must be logged in to post a comment Login