Chávez busca frenar luchas internas en el oficialismo en Venezuela

CARACAS (AFP) – El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, busca frenar una serie de disputas internas en el oficialismo, entre denuncias de corrupción, en el marco de su política de rectificación emprendida desde su derrota electoral de diciembre.

"Hay que recordar el daño que le hizo (al fallecido presidente chileno Salvador) Allende la extrema izquierda", señaló Chávez esta semana en un programa nocturno de sátira política.

El gobernante reprochó así a la dirigente radical Lina Ron por haber tomado esta semana con un grupo de encapuchados el palacio arzobispal de Caracas.

En ese acto reivindicó como "mártir" al autor de un atentado con explosivo contra la sede del principal gremio empresarial (Fedecámaras), quien murió al cometer el domingo el ataque, último de una serie de bombazos contra el monumento a George Washington, la Nunciatura y una sede del Congreso.

"Alerto sobre un fenómeno: están infiltrando gente en los barrios de Caracas. A la izquierda chilena la infiltraron, jugando el papel que les asignó la CIA para matar y derrocar al presidente mártir Allende. Ahora la estrategia es minar, dividir, para luego arremeter", apuntó.

Las disputas dentro del chavismo se iniciaron de manera abierta luego de que Chávez ordenara en diciembre de 2006 disolver todos los partidos y movimientos que le respaldan para formar el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Esa propuesta encontró fuertes resistencias entre sus tres partidos aliados más importantes: el de izquierda moderada Podemos -ahora crítico del gobierno-, el sindicalista Patria Para Todos (PPT), y el Partido Comunista de Venezuela (PCV).

El PSUV aún se encuentra en proceso de formación, pero ya ha sido escenario de agrias disputas.

A mediados del año pasado, el general Alberto Muller Rojas, miembro de su comité promotor, fue sacado por defender el derecho de los militares activos a la militancia política.

Este año, luego de su baja, fue reincorporado y redactó el documento base del partido junto con el embajador en Cuba y veterano dirigente de la izquierda Alí Rodríguez.

Chávez apuesta a la consolidación del PSUV para emprender la campaña electoral por los comicios regionales del próximo noviembre, en los que la oposición tiene oportunidad de triunfar en los principales estados del país, según los sondeos preliminares.

La oposición, por su parte, se ve alentada por los resultados del referendo del pasado diciembre, en el cual se rechazó la reforma socialista a la Constitución que Chávez propuso, en lo que constituye su primera derrota electoral en nueve años en el poder.

Ante esta situación, Chávez ordenó recomponer el Polo Patriótico, una organización de partidos de izquierda que aglutinaría al PPT y PCV, a los cuales criticó antes del referendo de diciembre por no adherirse en el PSUV, al punto de señalar que todos sus militantes "caben en un Volkswagen escarabajo".

Las acusaciones dentro del oficialismo se recrudecieron esta semana, luego que el comité disciplinario del PSUV expulsara al diputado Luis Tascón, hasta ahora considerado como uno de los "duros" de chavismo.

Tascón acusó de corrupción al hermano del ex vicepresidente y gobernador del estado Miranda (aledaño a Caracas) Diosdado Cabello, uno de los "hombres fuertes" de Chávez.

Chávez acusó a Tascón de encabezar un grupo de diputados y funcionarios que componen la "derecha endógena" dentro del oficialismo, que quie

You must be logged in to post a comment Login