Funcionaria peruana viaja a EEUU para recuperar joyas de Machu Picchu

LIMA (AFP) – La máxima autoridad cultural peruana fue autorizada a viajar a la estadounidense Universidad de Yale para realizar gestiones a fin de recuperar objetos que fueron extraídos hace un siglo de la ciudadela inca Machu Picchu, la mayor joya arqueológica y turística de Perú.

Un decreto del gobierno, divulgado este viernes, autoriza a la directora del Instituto Nacional de Cultura, Cecilia Bákula, a sostener una reunión de trabajo la próxima semana con los representantes de esa universidad "para atender la recepción del inventario de objetos provenientes de Machu Picchu al Perú".

"La entrega del citado inventario constituye un tema prioritario dentro de la política cultural peruana para la repatriación de este valioso patrimonio arqueológico", subraya la norma legal firmada por el presidente Alan García, el primer ministro Jorge del Castillo y el ministro de Educación José Chang.

El gobierno firmó en setiembre de 2007 un memorando con la Universidad de Yale en que ésta reconoce la propiedad del estado peruano sobre la totalidad de los restos arqueológicos que el arqueólogo Hiram Bingham trasladó a los Estados Unidos con un permiso temporal otorgado por el gobierno de Lima en 1912.

En aplicación de ese acuerdo "la Universidad de Yale entregará al Perú el 100% de las piezas arqueológicas", aseveró Hernán Garrido Lecca, comisionado por el presidente García para la negociación del retorno de las piezas de Machu Picchu.

"Una parte de las piezas retornarán al Perú en el corto plazo", precisó Garrido Lecca en un comunicado en que señala que sólo un porcentaje menor de los fragmentos arqueológicos será retenido temporalmente para investigaciones especializadas que se harán con científicos peruanos.

"El gobierno peruano, de esta forma, establece un nuevo modelo de cooperación internacional con una de las universidades más prestigiosas del mundo", indicó el negociador peruano al referirse a versiones que indicarían que hay oposición de la universidad a entregar las piezas.

Recientemente, la antropóloga Eliane Karp, esposa del ex presidente Alejandro Toledo (2001-2006), dijo que Yale niega la participación de Perú en la elaboración del inventario de las piezas arqueológicas.

Por ello el ministro Garrido Lecca dijo que el viaje de Bákula tiene como fin verificar el inventario final y completo de las piezas y fragmentos arqueológicos, como paso previo a la firma de un Convenio Final para la devolución de las mismas.

El acuerdo entre el gobierno y la Universidad de Yale prevé el retorno al menos de 384 piezas y señala que podrían ser más, luego de una evaluación. La comunidad científica peruana sostiene que por lo menos Bingham se llevó 4.000 objetos de Machu Picchu.

La historia sobre la salida de las piezas se remonta a los años 1911 y 1916, cuando expediciones de Hiram Bingham extrajeron de Machu Picchu una serie de momias, restos humanos, cerámicos, utensilios y objetos de arte, que fueron trasladados a la Universidad estadounidense pero que nunca fueron devueltos.

Algunos historiadores se preguntan ahora si Bingham fue su descubridor o en realidad fue el saqueador de las riquezas de la ciudad perdida de los incas.

Bingham era hasta hace poco considerado el descubridor de la ciudadela de piedra de Machu Picchu, enclavada en una zona de ceja de selva del departamento surandino de Cusco, pero historiadores señalan que había sido descubierta por el hacendado peruano Agustín Lizárraga, nueve años antes qu

You must be logged in to post a comment Login