Ingrid Betancourt está “muy enferma”, advierten ex rehenes de las FARC

CARACAS (AFP) – Los cuatro ex congresistas colombianos liberados el miércoles por la guerrilla de las FARC pasaron su primera noche en libertad junto a sus familiares en un hotel cinco estrellas de Caracas, tras hacer llamados por Ingrid Betancourt, quien sigue cautiva y “muy enferma”.

Gloria Polanco, Luis Eladio Pérez, Orlando Beltrán y Jorge Eduardo Gechem llegaron, todavía con las botas de hule que usaron en la selva, al hotel donde pasaron la noche con sus familiares, alojados en un piso de máxima seguridad, y el jueves a mediodía no habían salido aún de sus habitaciones.

El canciller Nicolás Maduro refirió que los cuatro liberados, todos con más de seis años de cautiverio, “amanecieron conversando con sus familias y están haciendo planes para luchar por la liberación de los demás”.

Durante el día los políticos colombianos fueron sometidos a chequeos médicos y odontológicos, confirmó una fuente diplomática.

Al final de la tarde, poco antes de un encuentro con periodistas, los ex legisladores, a quienes les fueron emitidos pasaportes nuevos en Caracas, recibieron la visita del embajador de Venezuela en Colombia, Fernando Marín.

Al llegar al aeropuerto venezolano Simón Bolívar el miércoles, Pérez hizo un llamado dramático por Betancourt, secuestrada hace seis años, quien sufre problemas recurrentes de hígado y “está muy maltratada por la guerrilla” que se ha “ensañado” con ella.

“Ingrid está en una situación supremamente difícil (…) en unas condiciones infrahumanas, rodeada de personajes que no le han hecho para nada la vida agradable”, dijo Pérez.

Los ex parlamentarios se reunieron la noche del miércoles con el presidente Hugo Chávez para agradecerle las gestiones por su liberación.

En su primer mensaje a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Chávez pidió a su máximo jefe Manuel Marulanda, ‘Tirofijo’, que traslade a Betancourt de manera “urgente” a un lugar seguro, “a un comando más cercano a ti”.

Betancourt es la única mujer del grupo de rehenes “canjeables” que permanece en manos de la guerrilla.

Mélanie Delloye, la hija de la rehén franco-colombiana, expresó en París el jueves que estaba “extremadamente angustiada” por las noticias sobre el estado de salud de su madre.

Tras las noticias sobre la situación de la ex candidata presidencial el presidente francés, Nicolas Sarkozy, urgió a la liberación de Betancourt y se dijo dispuesto a ir personalmente a buscarla a la frontera entre Venezuela y Colombia.

Con el ex rehén Luis Eladio Pérez se encuentran su esposa Angela, sus dos hijos, su pequeña nieta que recién acaba de conocer, y una hermana.

A Gloria Polanco la acompañan sus tres hijos: Daniel, Jaime Felipe y Juan Sebastián, mientras que Orlando Beltrán se encuentra junto con su esposa Deyanira, sus dos hijos y un hermano.

Con Jorge Eduardo Gechem, por cuya salud había grandes temores, están su esposa Lucy, cuatro hijos y tres hermanas.

La liberación de los cuatro secuestrados es la segunda que realizan las FARC en un gesto hacia Chávez y la senadora colombiana Piedad Córdoba, quienes mediaban por un canje humanitario en Colombia hasta que el presidente Alvaro Uribe los cesó en ese papel en noviembre.

El 10 de enero, las FARC entregaron a una misión venezolana, bajo la égida del Comité Internacional de la Cruz Roja, a la ex congresista Consuelo González y a Clara Rojas, quien fue jefe de la campaña electoral de Betancourt y había sido secuestrada junto a ella.

Pero tras la liberación de Polanco, Pérez, Beltrán y Gechem, las FARC emitieron un comunicado en el que afirman que no habrá nuevas liberaciones hasta que se ordene un despeje militar en una zona del sur de Colombia para negociar el canje durante un periodo de 45 días.

Las FARC han planteado el intercambio de cerca de 40 secuestrados, entre los que además de Betancourt figuran tres estadounidenses contratistas del departamento de Estado, así como

You must be logged in to post a comment Login