Morales llama a referendo por Constitución que amenaza con dividir a Bolivia

LA PAZ (AFP) – El presidente de Bolivia, Evo Morales, convocó a referendo el 4 de mayo para ratificar una nueva Constitución resistida por la oposición y seis de los nueve departamentos del país y que ha provocado ya una profunda división regional y étnica entre los bolivianos.

“Que el pueblo boliviano defina el futuro del país”, proclamó Morales al promulgar las leyes de convocatoria a referendo nacional en las afueras de la casa de Gobierno, en la plaza de armas de La Paz, en un ambiente de fiesta ante una concentración de campesinos, mineros, cocaleros y otros grupos sociales.

Morales apuntaló sus normas, que levantaron la oposición de amplios sectores del país”, con el argumento de que “estamos ingresando a una etapa muy importante, que es la refundación de Bolivia”.

Respecto a la demanda de autonomías regionales que abandera Santa Cruz y exigen líderes civiles opositores de Beni, Tarija, Pando, Chuquisaca y Cochabamba, pidió a sus líderes que se sumen a su proyecto constitucional y dejen de lado las diferencias raciales.

“No aceptan que un campesino, un indígena, llamado indio, pueda gobernar. Ese es el problema que tienen, por eso quiero convocarles: no seamos racistas, nos juntemos para trabajar juntos. Juntemos esas agendas (de autonomía y nueva Carta Magna)”, sentenció.

Los líderes de la oposición acusaron por su parte al mandatario indígena de “fracturar al país” y “convertirlo en una Yugoslavia” con su decisión de impulsar contra viento y marea la nueva Constitución estatista.

“Todo esto que han ocasionado (con la aprobación congresal en ausencia de la oposición de un referendo que avale la nueva carta) es la búsqueda de un enfrentamiento entre bolivianos”, acusó este viernes Rubén Costas, prefecto de la región más rica y poderosa de Bolivia, y cabeza visible de la oposición.

“Estos irresponsables, estos que hablan de unidad y están llevando a fracturar al país, realmente a convertirlo en una Yugoslavia”, declaró en tono airado entrevistado por una cadena televisiva local.

Yugoslavia se desmembró tras cruentas guerras internas en un proceso separatista a finales del pasado siglo tras la caída de la Unión Soviética.

El prefecto cruceño anticipó que la nueva Constitución no será reconocida “por la mayor parte del país” porque el nuevo texto “está llevando a la división entre bolivianos” por la “barbarie e ilegalidad en su aprobación”.

“Allá ellos con su barbarie, allá ellos con su totalitarismo, allá ellos en la búsqueda de dividir al país”, remarcó y ratificó que también el 4 de mayo Santa Cruz llevará adelante su referendo autonómico en un proceso “que no lo detiene nadie” y que el gobierno calificó de ilegal.

Las dos consultas populares convocadas por Morales darían paso a una nueva Constitución impulsada por su Gobierno y resistida por seis de los nueve departamentos de Bolivia. Dos de ellos Santa Cruz y Beni convocaron unilateralmente a referendos regionales para dotarse de gobiernos autónomos.

“Lamentablemente se ha levantado la banderita a cuadros para desatar la carrera de enfrentamientos y creo que lo más responsable y serio es no acompañar ese desatamiento de los demonios de la confrontación, sino recurrir a cualquier posibilidad que pueda frenar días de luto para el país”, afirmó el ex vicepresidente indígena víctor Hugo Cárdenas.

Cárdenas fue vicepresidente del liberal Gonzalo Sánchez de Lozada expulsado del país por una revuelta popular.

También se pronunció en contra de las nuevas normas el ex presidente conservador Jorge Tuto Quiroga, quien advirtió con “una resistencia civil, pacífica y democrática en el país” y una campaña internacional.

You must be logged in to post a comment Login