California publica los nombres de las tiendas que vendieron carne de res retiro del mercado

Debido a una ley en California que fue aprobada el año pasado, los consumidores en ese estado ahora tienen acceso a una lista parcial de los nombres de las tiendas que recibieron envíos de carne que fueron parte del retiro del mercado de carne de res más grande de la historia – 143 millones de libras de la compañía Westand-Hallmar Meat Co. en Chino, California. Consumers Union le exigió al USDA que siga el liderazgo de California y publique esta información en los 50 estados.

“El USDA tiene una política de mantener en secreto los nombres de los comerciantes que venden carne reclamada, así que ésta es una victoria altamente significativa para los consumidores de California.” Dijo Jean Halloran, directora de iniciativas de política de alimentos en Consumers Union, el editor sin fines de lucro de la revista Consumers Reports.

“Este reclamo no tiene precedente en su extensión y en el número de comerciantes involucrados, y los consumidores californianos finalmente tienen una manera de averiguar “dónde esta la carne” (“where is the beef”) o el gato encerrado.

El retiro masivo de carne de res, anunciado el 17 de febrero y que abarca un periodo de dos años, involucra carne que acabó en miles de mercados, restaurantes, escuelas, hoteles, e instituciones por todo Estados Unidos.

Además, algunas de las cadenas más grandes, como Wal-Mart y Costco han indicado que recibieron algo de la carne reclamada. Una lista parcial de los comerciantes californianos, que está todavía incompleta y que será actualizada periódicamente, aparece en el sitio web del Departamento de Salud de California en www.cdph.ca.gov.

Westland-Hallmark fue filmado en video por la Sociedad Protectora de Animales (Humane Society) procesando de manera impropia vacas de las llamadas “echadas” – aquellas demasiado enfermas o dañadas para poder pararse y caminar al matadero.

El USDA prohíbe el uso de vacas “echadas” en la producción de alimentos excepto cuando las ha revisado un veterinario del USDA, debido a que uno de los síntomas de la “enfermedad de las vacas locas” es el no poder mantenerse de pie o caminar.

“Aún cuando la mayor parte de la carne reclamada ya ha sido consumida, y aun cuando el riesgo a la exposición a la enfermedad de las vacas locas es bajo, la forma de la enfermedad que le da a los humanos siempre es mortal, así que siempre vale la pena tomar precauciones al respecto de la carne de res que puede ser parte del retiro exigido,” dijo Elisa Odabashian, directora de la oficina en la costa oeste de Consumers Union.

Consumers Union les recomienda a los consumidores en California que tienen carne de res en su refrigerador o congelador comprada antes de la fecha de reclamo, 17 de febrero, que revisen la lista parcial de vendedores en www.cdph.ca.gov y que la devuelvan al vendedor, que confirmen si el vendedor de su carne recibió o no recibió envíos de la carne reclamada; o que simplemente se deshagan de la carne.

“Debido a que se cree que la enfermedad de las vacas locas se transmite por medio de ciertos órganos y tejido del sistema nervioso central de una vaca infectada, sería mejor que los consumidores evitaran comer tripas, sesos, lengua y cualquier otra carne proveniente del sistema nervioso central,” aconsejó Odabashian.

Debido a lal tendencia del USDA de mantener secretos los nombres de los vendedores, Consumers Union ayudó a aprobar una ley en California en 2006 que requiere que los productores de carne, distribuidores, negociadores, y procesadores notifiquen al Departamento de Salud de California (CDPH) cuando los productos que manejan han sido sujetos a un retiro

You must be logged in to post a comment Login