Kirchner ratifica modelo económico y fija meta de desempleo en 5% para 2010

BUENOS AIRES (AFP) – La presidenta de Argentina, Cristina Kirchner, ratificó este sábado el modelo económico que viene aplicando el país en los últimos cinco años, y convocó a un acuerdo que permita para 2010 reducir la desocupación a 5% y la pobreza a menos de 10%.

En su discurso en la ceremonia de apertura de las sesiones del Congreso, la mandataria postuló esa política y esas metas como base para un "Acuerdo del Bicentenario", en alusión a los 200 años de la creación en 1810 del primer gobierno local en el antiguo virreinato español del Río de la Plata.

"Por primera vez en cien años, en cinco años ininterrumpidos hemos tenido crecimiento económico a tasas superiores a 4 y 5%. Si volvemos a crecer este año, habremos completado el mayor período de crecimiento de nuestra historia", dijo Kirchner, quien improvisó durante 80 minutos ante senadores y diputados reunidos en Asamblea Legislativa.

Ratificó los "superávit gemelos", fiscal y comercial; la tasa de cambio "competitiva", que mantiene la moneda local en una relación de unos 3,17 pesos por dólar, y la política de "desendeudamiento" que incluyó la reestructuración de la deuda en bonos y la cancelación de toda obligación con el FMI, aunque aún tiene pendientes compromisos impagos con el Club de París.

Cristina Fernández de Kirchner dijo que el comportamiento de la economía se refleja en las variables sociales entre las que destacó la desocupación de 7,5%, por primera vez en 13 años inferior a 10%, y una "notable reducción de la pobreza y la indigencia", que de todas formas siguen afectando a más de la cuarta parte de la población.

Propuso entonces alcanzar para 2010 una desocupación de 5%, "con lo que estaríamos al borde de la plena ocupación", dijo, y "llegar a una pobreza de un dígito en este bicentenario".

También se comprometió a mantener la política de acumulación de reservas internacionales, que en este momento ascienden a 49.289 millones de dólares, y que valoró como "un fuerte escudo contra las crisis internacionales".

Kirchner anunció inminentes planes para reorientar el crédito a la producción y la inversión, hoy dirigido principalmente al consumo, y propuso acuerdos sectoriales para estimular la productividad, la creación de empleo y la generación de saldos exportables.

"Estamos en condiciones de producir alimentos para más de 500 millones de personas, pero con la tecnología disponible y una población de menos de 40 millones, podemos obtener precios internos que permitan calidad de vida para nuestro pueblo y al mismo tiempo fuertes saldos exportables", argumentó.

La presidenta reafirmó la política de integración regional, con Brasil como "socio principal", pero reclamó una reducción del déficit comercial con el país vecino, más de la mitad generado en el sector automotor, porque "la integración debe ser vivida de una manera equitativa".

Afirmó que la incorporación de Venezuela al Mercosur "no es una cuestión de simpatías personales o amiguismos políticos: es un ejercicio de racionalidad para cerrar la ecuación energética en América Latina".

Anunció que la estatal Agua y Saneamientos Argentinos se propone para 2011 dotar de agua potable al 100% de la población y de saneamiento a 80%.

Afirmó que este año habrá una expansión de 11% en la generación eléctrica y desechó cálculos que vaticinan una crisis de escasez de energía para el próximo invierno (austral).

Kirchner adelantó también planes de inversión en infraestructura económica y social y un plan para que cinco millones de argentinos menores de 40 años puedan completar sus estudios secundarios.

La presidenta cerró su alocución con un nuevo reclamo a Gran Bretaña por la soberanía de las islas Malvinas, y pidió que se permita a los deudos de soldados argentinos muertos en el archipiélago viajar en avión a inaugurar un monumento.

You must be logged in to post a comment Login