Piden a Ejército de Perú que admita existencia de grupo paramilitar

LIMA (AFP) – El juicio al ex presidente Alberto Fujimori por violaciones a los derechos humanos ingresa en su cuarto mes, en momentos que surgen presiones para que el Ejército de Perú admita oficialmente la existencia de Colina, un grupo de aniquilamiento que participó en la guerra sucia.

“Sería necesario que el ejército se franquee y diga si existió el Grupo Colina o si no dejaron pruebas”, dijo el sábado Carlos Rivera, abogado de las víctimas de dos matanzas perpetradas por el destacamento donde murieron 25 personas.

“Las fuerzas armadas no están siendo juzgadas, sino algunos elementos de esa institución militar que cumplieron órdenes dictadas en su momento”, agregó Rivera en declaraciones a la cadena radial peruana RPP.

Las presiones saltaron bajo los reflectores luego que el fiscal encargado de acusar a Fujimori, se quejó de que el ministerio de Defensa haya emitido un documento donde niega la existencia del Grupo Colina.

El mayor en retiro, Santiago Martin, supuesto jefe militar del destacamento según subalternos militares, exhibió el viernes durante el juicio a Fujimori copia del documento para respaldar sus alegaciones de que éste nunca existió.

“El Ejército, toda la vida, ha guiado sus acciones de acuerdo a la Constitución y a la ley”, afirmó Martin.

La actuación de Colina es el eje sobre el cual gira el juicio: la fiscalía asevera que el ex presidente Fujimori (1990-2000) dirigía el grupo y ordenaba asesinatos de presuntos terroristas, en el marco de la guerra contra Sendero Luminoso.

El documento oficial negando la existencia del Grupo Colina data de 2006, y es el único comunicado emitido sobre el tema desde que Fujimori se alejó del poder en noviembre de 2000.

El fiscal del juicio, José Pélaez, exhortó al ejército “a liberarse del fantasma del Grupo Colina, admitir lo probado (judicialmente) y no dar versiones contradictorias”.

Fujimori, de 69 años, se juega la libertad en este proceso que podría llevarlo 30 años a prisión si se le condena por los delitos de homicidio, desaparición forzada y secuestro por los que se le juzga tras ser extraditado de Chile.

El ex presidente negó ante el tribunal haber ordenado una guerra sucia durante su mandato para que ésta fuese llevada a cabo por el Grupo Colina.

“Niego tajantemente que el alto mando del Ejército haya puesto a mi consideración una estrategia de guerra de baja intensidad para enfrentar a grupos terroristas”, dijo Fujimori al final de la audiencia el viernes.

Una representante de las familias afectadas en una de las matanzas atribuidas a Colina, Gisela Ortiz, instó también al Ejército a precisar su posición y aclaró que el pedido no apunta a desprestigiar a las instituciones militares.

“Quienes hicieron de la muerte, desaparición y asesinato una práctica de vida militar no pueden ser considerados miembros de un Ejército, el único afán que nos motiva es que se haga justicia y esta pasa por saber la verdad”, acotó.

El conflicto interno peruano contra Sendero Luminoso y el MRTA, dejó unos 70.000 muertos entre 1980 y 2000, según informes oficiales.

You must be logged in to post a comment Login