Aumentan violaciones a derechos de mexicanos en Estados Unidos.

Por Miguel Angel Salazar

México.- Organizaciones sociales y legisladores federales acusaron que la persecución, el hostigamiento y la violación de los derechos humanos de los emigrantes mexicanos se han incrementado en la frontera con Estados Unidos.

Además el endurecimiento de las políticas migratorias estadounidenses ponen a los mexicanos entre la espada y la pobreza, pues la recesión económica en ese país, la xenofobia y el endurecimiento de leyes ocasionan que familias enteras regresen a México.

De acuerdo con estudios de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados entre 2000 y 2007 el flujo migratorio promedio por año de México hacia Estados Unidos fue de 450 mil personas, mientras de 1980 a 1990 y de 1990 a 2000 el flujo promedio fue de 260 mil y 330 mil, respectivamente.

El presidente de la Comisión Especial de Seguimiento a los Fondos Aportados por los Trabajadores Mexicanos Braceros de la Cámara de Diputados, Isidro Pedraza Chávez, expuso que según datos de 2007 las cifras se han incrementado a 500 mil personas por año.

Explicó sin embargo que el muro que construye Estados Unidos dificulta el paso de los emigrantes pero no lo ha detenido, por lo que se cree que el problema de la recesión económica, sobre todo en estados como Arizona, ha obligado a la repatriación forzosa de mexicanos.

En entrevista precisó que ese fenómeno económico es preocupante, ya que las medidas en Estados Unidos de persecución, redadas y repatriación de mexicanos han aumentado, e incluso violan los derechos humanos y legales de los residentes en ese país.

Pedraza Chávez detalló que ese fenómeno se debe a que no hay un acuerdo para una ley migratoria en esa nación, y este escenario es la respuesta del gobierno a las movilizaciones que se hicieron en 2006 y 2007 con el reclamo de igualdad en Estados Unidos.

El también presidente de la organización Unidad y Fuerza Indígena y Campesina (UFC) comentó que trabajadores mexicanos están regresando. "Hay estados como Michoacán y Guanajuato donde ha habido repatriaciones de muchas familias que no van a tener el nivel de vida que tenían allá".

Lo anterior agudizará las condiciones de descontento social, por lo que es necesario profundizar en los temas del campo y del empleo rural ya que deben preverse soluciones al regreso obligado de connacionales, sostuvo.

Además, ahora está el problema laboral de los inmigrantes debido a la recesión económica en Estados Unidos, por lo que se aprecia que para este año las remesas que significaron casi 24 mil millones de dólares en 2007 podrían caer 30 por ciento.

El legislador federal destacó que hasta el momento se ha informado que la recesión económica estadounidense no ha afectado a México.

Isidro Pedraza comentó que en Arizona "nuestra gente no puede encontrar empleo y no podemos decir cómo se van a mantener allá, y si se mantienen qué van a mandar; es tremendo cómo se está dando la ofensiva contra los trabajadores mexicanos".

Según el documento del Banco de México "Las remesas familiares en México, inversión de los recursos de migrantes: resultados de las alternativas vigentes", se destaca que en 2002 las remesas fueron del orden de los nueve mil 814 millones de dólares.

El informe detalla también que 2003 aumentaron a 13 mil 396 millones de dólares, en 2004 se ubicaron en 16 mil 613 millones, en 2005 alcanzaron los 20 mil 35 millones, y en 2006 fueron de 23 mil 54 millones de dó

You must be logged in to post a comment Login