Ganador debe salir de contienda en Ohio y Texas: Richardson

El gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, consideró que quien gane las primarias en Texas u Ohio este martes en la contienda demócrata, debe ser el candidato del partido a la presidencia estadounidense.

El ex aspirante presidencial dijo al respecto: "creo que la carrera (en Ohio) está muy apretada. Está muy apretada en Texas. No se puede descontar a la senadora (Hilary) Clinton, ella es una luchadora, pero obviamente el senador (Barack) Obama tiene un enorme impulso nacional", dijo en el programa Face The Nation, de la cadena CBS.

Richardson insistió, sin embargo, que después del martes, cuando estará en juego el mayor número de delegados en lo que resta del calendario de las primarias, será necesario evaluar la conveniencia de continuar la contienda, en alusión al prospecto de un triunfo de Obama.

"Creo que después del martes, nosotros como partido, votantes y líderes, tenemos que ver si tiene sentido continuar una primaria muy divisoria, entre ahora y (las primarias de) Pennsylvania (22 de abril) y después a la convención (en octubre)" dijo.

El gobernador de Nuevo México, quien el mes pasado se retiró de la contienda en busca de la nominación, argumentó el hecho de que en el lado republicano el partido parece unificado, como razón para esta valoración.

"Esta campaña se está tornando muy negativa. Los estadounidenses quieren que seamos positivos, que hablemos sobre los temas. Me preocupa que el tono de esta campaña, y eso podría lastimarnos en (las elecciones de) noviembre", anticipó.

Se pronunció además de que el nominado sea aquel electo por los delegados asignados en las primarias, y no por los súper delegados, como se estima podría suceder en el escenario de una contienda cerrada, si Clinton repunta en Texas y Ohio.

"Creo que hay muchos súper delegados, son 800. Deberían reducir el número en la próxima elección, deberían ser los votantes los que decidan, basados en los resultados de las primarias en varios estados", dijo Richardson, quien como gobernador es un súper delegado.

Richardson desestimó también las acusaciones de que este siendo desleal con Clinton por mantenerse hasta ahora neutral, sin haber dado su respaldo a la senadora, pese a haber ocupado dos importantes cargos dentro del gabinete del presidente, William Clinton.

Dijo que tanto la campaña de Clinton como la de Obama se han acercado a él en busca de su respaldo, pero restó importancia al peso que el respaldo de una figura política pueda tener en el curso de una contienda.

"Un político apoyando a otro político no significa todo. A los votantes les importa como conecta uno con ellos", dijo.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login