Accidente evidencia falta de control del transporte colectivo en Guatemala

GUATEMALA (AFP) – La falta de control por parte de las autoridades guatemaltecas del transporte colectivo ha vuelto a quedar patente tras el accidente de un bus que en la noche del viernes se cobró la vida de al menos 55 personas en Guatemala.

Una investigación realizada por las autoridades evidenció que el autobús era conducido por un joven de 21 años, sin la experiencia necesaria para este tipo de transporte; la matrícula del automotor pertenecía a una unidad de otra empresa y el dueño dejó de pagar el seguro desde octubre del año pasado.

La noche del viernes un autobús de la empresa Cubanita, conducido a alta velocidad, volcó en las inmediaciones del kilómetro 33,5 de la ruta que de Guatemala conduce a El Salvador, se arrastró unos 100 metros sobre el asfalto y luego cayó a unos 75 m de profundidad, dejando un saldo de al menos 55 fallecidos.

De acuerdo con las autoridades, que hasta este martes implementaron controles en las diferentes rutas para prevenir más accidentes de autobuses, la unidad siniestrada el viernes pasado formaba parte de un grupo de alrededor de 3.500 camionetas que circulan sin autorización (piratas) y carecen de seguro.

"El número de matrícula de la camioneta accidentada no aparece en los registros de la Dirección General de Transporte (DGT), tampoco aparece el número de licencia de dicha unidad entre los extendidos a la mencionada compañía", afirmó el subjefe de la entidad oficial, Hugo Rodríguez.

Explicó que las pesquisas preliminares revelan que el piloto, supuestamente un joven de 21 años, contaba con un permiso de conducir clase "C", cuando la Ley de Tránsito establece que el conductor de una unidad de transporte colectivo debe contar con un permiso clase "A", la cual es profesional y sólo se extiende a mayores de 25 años.

Según la normativa referida, la clse "A" también es vigente para el transporte de carga y maquinaria pesada y sólo puede ser extendida a personas que tengan más de cinco años de experiencia al volante.

Desde 2001 las autoridades guatemaltecas establecieron la obligatoriedad de pagar un seguro, por cada autobús, con el que se puedira amparar a los familiares de las víctimas de este tipo de percance, y que otorgaría un aproximado de 9.333 dólares para los deudos de los fallecidos.

You must be logged in to post a comment Login