Austríaco Lanzinger sufrió amputación en su pierna izquierda

OSLO (AFP) – El austríaco Matthias Lanzinger, que tuvo una grave caída el domingo en una prueba de la Copa del Mundo de esquí alpino de Kvitfjell (Noruega), sufrió este martes una amputación desde su rodilla izquierda, precisó la Federación Austríaca de Esquí (OSV).

“Se amputó por debajo de la rodilla y el estado general de Matthias Lanzinger ha mejorado. Ya no está en peligro de muerte”, declaró el cirujano Thomas Hölzenbein en un comunicado emitido por la OSV.

El doctor Lars Engebretsen, del hospital Ullevaal de Oslo, donde el esquiador se encuentra hospitalizado, había declarado en la mañana del martes que Lanzinger iba a someterse a una operación para proceder a una amputación.

“Desgraciadamente, no hemos conseguido reestablecer la circulación sanguínea en el pie, por lo que nos dirigimos hacia una amputación”, declaró el médico a la prensa local.

El doctor precisó que está previsto que la intervención quirúrgica tenga lugar en las próximas horas. “No hay alternativa”, apuntó.

Lanzinger, de 27 años, participaba en el supergigante de Kvitfjell, donde tuvo el percance y sufrió una fractura de tibia-peroné y una conmoción cerebral.

Durante un salto se vio desequilibrado y cayó de cara, quedando visiblemente inconsciente junto a las vallas de protección.

“Cuando llegó (a Ullevaal), vimos que su lesión era muy grave. En la primera operación, las condiciones eran extremadamente difíciles y no permitieron reestablecer la circulación sanguínea”, explicó Engebretsen.

“Por desgracia, la lesión era muy importante porque parece que el pie haya girado varias veces sobre sí mismo y eso ha dañado la pierna y los tejidos”, subrayó.

Lanzinger se había sometido a dos intervenciones en las noches del domingo al lunes y del lunes al martes, recuperando la consciencia el martes.

En el palmarés del austríaco se encuentra un podio en una prueba de la Copa del Mundo, cuando fue tercero en el super-G de Beaver Creek (Estados Unidos), en diciembre de 2005.

Tras la grave caída y cómo han transcurrido los acontecimientos, la prensa de Austria ha criticado duramente a los organizadores de la prueba de Kvitjfell y a las medidas de seguridad previstas durante la competición.

“Es un escándalo que no hubiera un helicóptero cerca de la pista”, denuncia en las páginas de ‘Osterreich’ el cirujano Artur Trost, que en 2001 salvó de una amputación a la leyenda del esquí austríaco Hermann Maier.

Tras el accidente, los responsables médicos evacuaron en un primer momento al esquiador en trineom hasta la parte baja de la pista. Después de ser conducido al hospital de Lillehammer, que no estaba lo suficientemente equipado para la intervención, fue conducido a Oslo, donde la operación comenzó seis horas después de la caída.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login