Crece tensión político-militar entre Colombia, Ecuador y Venezuela

La crisis iniciada hace más de 48 horas entre Ecuador, Colombia y Venezuela por la incursión militar colombiana en territorio ecuatoriano que causó la muerte del líder de las FARC, Raúl Reyes, ha ocasionado preocupación en todo el mundo.

La muerte de Reyes y otros 16 rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), a pocos metros de la frontera con Colombia, provocó una crisis regional en la que Venezuela y Ecuador han roto las relaciones con Colombia.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ordenó la víspera cerrar la embajada en Bogotá y enviar 10 batallones, tanques y aviones a la frontera con Colombia.

El gobierno del presidente de Ecuador, Rafael Correa, movilizó tropas desde el sábado, y este lunes rompió relaciones bilaterales con Colombia.

La mayoría de los gobiernos sudamericanos condenaron este lunes la decisión del gobierno de Alvaro Uribe de incursionar, el pasado sábado, con tropas militares a Ecuador para emboscar al segundo jefe de las FARC, Raúl Reyes.

Ante la gravedad de los hechos, el portavoz del Departamento de Estado de la Casa Blanca, Tom Casey, dijo que el foro adecuado para dirimir el conflicto es la Organización de Estados Americanos (OEA).

Casey aprovechó la ocasión para deslindarse del operativo de Colombia para cazar al número dos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que se encontraba a mil 800 metros de la frontera entre ambos países.

El portavoz del Departamento de Estado sostuvo que Estados Unidos no tuvo notificación previa del operativo y que tuvieron conocimiento de su realización hasta después de ocurrido.

El general Oscar Naranjo, director de la Policía de Colombia, en rueda de prensa en Bogotá, dijo tener pruebas del apoyo económico de Caracas a las FARC.

Según Naranjo, en una de las tres computadoras decomisadas a Reyes, se encontró evidencia de la entrega de 300 millones de dólares al grupo guerrillero por parte del gobierno de Hugo Chávez.

El documento en el que aparece el supuesto aporte millonario, tiene fecha del pasado 14 de febrero y está firmado por Iván Márquez, uno de los jefes de las FARC, denuncia que de inmediato rechazó el Palacio de Miraflores.

Márquez sería el enlace del Secretariado de las FARC -la mayor y más antigua guerrilla de Latinoamérica-, con el gobierno venezolano y, en particular, con el ministro del Interior de Venezuela, Ramón Rodríguez, según el informe de Naranjo.

El ex legislador colombiano, Luis Eladio Pérez, liberado la semana pasada por las FARC, llamó hoy a Ecuador, Colombia y Venezuela a mantener la calma ante la crisis que se vive actualmente en la región.

"Hay que mantener la calma", dijo Pérez a periodistas. "Nosotros no podemos precipitarnos, no podemos llevar a nuestros pueblos hermanos a un conflicto de proporciones inimaginables, esto es un absurdo. La historia no se lo perdonaría jamás a ninguno", destacó.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login