Marchas el 1 de mayo contra redadas, muro fronterizo y deportaciones

Defensores de los derechos de los inmigrantes anunciaron el lunes marchas el jueves 1 de mayo en varias ciudades de Estados Unidos contra las redadas, el muro fronterizo y las deportaciones.

“Saldremos con nuestras organizaciones a defender nuestra dignidad y exigir respeto a nuestros derechos humanos”, dijo en una conferencia de prensa Emma Lozano, miembro de la organización Parlamento Migrante, que organiza las movilizaciones, y del Centro Sin Fronteras de Chicago.

Al igual que en las manifestaciones de 2006 y 2007, en esta oportunidad los activistas declararán en más de 200 ciudades en 40 estados del país que “no somos criminales, somos trabajadores internacionales”, agregó.

Durante el denominado “Súper Jueves del Inmigrante” el 1 de mayo, los organizadores pedirán a los aspirantes de los partidos Demócrata y Republicano a la Casa Blanca un compromiso claro para una reforma migratoria integral y una moratoria a las redadas.

Juan José Gutiérrez, coordinador de la agrupación Responsible Immigration Reform, de Los Angeles, California, y miembro del Parlamento Migrante, dijo que casi las tres cuartas partes de los participantes en manifestaciones pasadas eran ciudadanos estadunidenses.

El activista defendió las movilizaciones frente a cuestionamientos de otros dirigentes latinos que han enfocado sus esfuerzos en la inscripción de votantes y han evitado marchas para no despertar un mayor sentimiento antiinmigrante en el país

Indicó que las protestas son necesarias contra la separación de las familias que originan las deportaciones y como una demostración unidad latina contra medidas antiinmigrantes como la construcción de un muro en la frontera con México.

Agregó que los resultados de las movilizaciones se pueden ver en el número récord de votantes que se espera que participen en los comicios de noviembre próximo.

Ceci Wheeler, activista de Pittsburg, Pennsylvania, dijo su comunidad se ha organizado que se ha organizado debido al maltrato y la injusticia que sufren los inmigrantes no solo latinos, sino también de otros países del mundo.

La activista de Nueva York, Teresa Gutiérrez, manifestó que la historia del mundo enseña que cuando hay marchas existen cambios fundamentales, como el derecho de trabajar ocho horas diarias o por los derechos civiles de los afroamericanos.

“No debemos criticarnos porque las divisiones ayudan al que quiere deportar al inmigrante”, recalcó en referencia a la necesidad de buscar la manera de legalizar a unos 12 millones de indocumentados tras el fracaso de una reforma migratoria integral en el Congreso.

Dora López, Hidalgo, de la organización Fuerza Comunitaria en Corpus Christi, Texas, destacó que junto con las movilizaciones se ha impulsado también la importancia del voto.

“Texas será la que tome la decisión” sobre quién será el próximo presidente de Estados Unidos, dijo Hidalgo sobre las disputadas primarias demócratas de este martes en Texas y otros tres estados entre los precandidatos Hillary Clinton y Barack Obama.

Los organizadores de las movilizaciones pidieron también un respeto a los derechos humanos de 4.5 millones de niños ciudadanos estadunidenses que enfrentan el riesgo de sufrir de un impacto emocional por la ausencia de sus padres indocumentados.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login