ONU amplía sanciones contra Irán

Por Oscar Santamaría

Naciones Unidas.- El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó el lunes una tercera ronda de sanciones económicas, comerciales y diplomáticas contra Irán por su negativa a suspender sus programas nucleares.

La resolución fue aprobada con 14 votos a favor y una abstención, la de Indonesia.

El texto fue impulsado por los cinco miembros permanentes del consejo -Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, China y Rusia- más Alemania, tal y como la acordaron el 22 de enero pasado en Berlín.

Irán calificó esta acción de ilegal, no justificada y dijo que rebaja la credibilidad del Consejo de Seguridad. Volvió a defender su derecho a desarrollar un programa nuclear que asegura tiene fines pacíficos y no militares, tal y como considera parte de la comunidad internacional.

Indonesia justificó su voto al señalar que no cree que la imposición de más sanciones ayude a avanzar en este pulso, ni ha mejorar la situación, en todo caso la empeora. Apostó por dar más tiempo a las negociaciones e inspecciones en el marco de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Básicamente, la resolución aprobada amplia las sanciones que pesan sobre Teherán desde hace 15 meses, y que fueron reforzadas posteriormente en otra resolución de marzo de 2007.

El texto aumenta la lista de individuos y entidades a los que se les congelan sus bienes y se les prohíbe viajar al extranjero por sus vínculos con el programa nuclear iraní.

Además, pide a los estados miembros del organismo internacional a vigilar de cerca todas las transacciones financieras que realicen con dos grandes establecimientos financieros iraníes, los bancos Melli y Saderat.

Otro punto es el que autoriza a registrar todos los cargamentos, por tierra o aire, que entren o salgan de Irán sospechosos de contener material prohibido relacionado con los programas nucleares.

Al igual que las resoluciones anteriores, también urge a Irán a suspender sus actividades de enriquecimiento y reprocesamiento de uranio antes de los próximos tres meses. De lo contrario, la república islámica será sometida a nuevas sanciones.

Asimismo, señaló que sigue encima de la mesa el paquete de incentivos, sobre todo comerciales, ofrecidos a Irán en junio de 2006 por los cinco miembros permanentes más Alemania si decidiera detener sus programas de enriquecimiento de uranio.

Teherán niega, como volvió a hacer el lunes, las acusaciones occidentales acerca de que busca armas nucleares y ha ignorado las resoluciones previas del Consejo de Seguridad, que demandaban que congele su programa de enriquecimiento de uranio.

Como respuesta a la ampliación de las sanciones, el representante de Irán ante la ONU, Mohammad Khazaee, señaló que con esta "acción ilegal" la "credibilidad del Consejo de Seguridad ha vuelto a verse dañada por la presión de unos cuantos países".

Destacó que la actuación del Consejo tiene motivaciones políticas y es injustificada. Igualmente, acusó a los miembros de este órgano de arrogarse la representación de la comunidad internacional, al querer hablar en su nombre.

Khazaee añadió que este asunto sólo debería ser objeto de negociaciones en el seno de la OIEA, rebajando así a un nivel técnico la naturaleza de este contencioso.

En Viena, el director general del OIEA, Mohamed El Baradei, instó este lunes a Irán a cooperar plenamente con el Consejo de Seguridad de la ONU.

You must be logged in to post a comment Login