Reo latino enfrenta dos sentencias de muerte en Virginia

El gobierno salvadoreño está haciendo todo lo posible para evitar que el reo Alfredo R. Prieto sea condenado a muerte por asesinar a una pareja de jóvenes hace veinte años en Reston, Virginia, señaló este martes 4 la cónsul general Ana Margarita Chávez.

“Será hasta el 23 de mayo que se sabrá si Alfredo Prieto va a ser condenado a muerte o si va a recibir cadena perpetua, pero vamos a luchar por que no sea pena de muerte”, dijo Chávez.

Un jurado en el condado de Fairfax encontró culpable a Prieto, de 42 años, por la muerte de Warren H. Fulton, de 22 años, a quien aparentemente disparó por la espalda mientras se encontraba de rodillas. Luego Prieto disparó a Rachel A. Raver, también de 22 años, quien era la novia de Fulton a la que violó mientras moría tendida en el suelo.

La sentencia del 23 de mayo estará a cargo del juez distrital de la Corte de Fairfax Randy I. Belows. En 2007 el caso de Prieto también fue llevado a juicio pero se declaró nulo porque el jurado no pudo ponerse de acuerdo.

Prieto también enfrenta cargos similares en California después de ser encontrado culpable de violar y asesinar a una muchacha de 15 años en la población de Ontario, hecho que tuvo lugar en 1992. Ahora los dos estados tendrán que ponerse de acuerdo en la forma cómo Prieto deberá responder a los tres crímenes y otros casos que se acumulan.

Chávez explicó que la Cancillería salvadoreña a través de la Embajada ante la Casa Blanca sometió una licitación para contratar una firma de abogados expertos en casos como el de Prieto —quien supuestamente padece de trastornos mentales o tiene una lesión cerebral— la que fue ganada por la firma Tranticosta de Nueva Orleans, Louisiana.

“Si esa firma de abogados pierde el caso de Prieto sería la primera vez”, remarcó la cónsul, quien no solamente se ha comunicado con Prieto sino también con su padre, que también guardia prisión en un centro de detenciones de la región metropolitana de Washington por el supuesto abuso sexual de una hijastra, que él alega fue por consentimiento mutuo.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login