Comisario de la UE viaja a la Cuba de Raúl Castro para impulsar diálogo

BRUSELAS (AFP) – El comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Desarrollo, Louis Michel, viaja el jueves a Cuba con el objetivo de impulsar el muy difícil proceso de diálogo entre la Unión Europea (UE) y La Habana, a la espera de una mayor apertura por parte del gobierno liderado ahora por Raúl Castro.

El viaje de Michel estaba previsto desde antes de la renuncia de Fidel Castro a la presidencia de Cuba el mes pasado, aunque este acontecimiento y la asunción de su hermano Raúl han dado una nueva dimensión a la visita, la primera de un responsable europeo a La Habana con el nuevo gobierno.

“Los objetivos de la misión son avanzar en el proceso de diálogo con las autoridades cubanas. La visita quiere contribuir a la normalización de las relaciones entre la UE y Cuba”, dijo el portavoz de Michel, John Clancy, antes de la partida del comisario belga.

“El diálogo cubre todos los temas de interés mutuo, incluyendo las áreas política, de derechos humanos, económica, científica y cultural”, agregó el vocero, en referencia a las cuestiones que serán tratadas durante la visita, que llegará a su fin el domingo.

La UE y Cuba mantienen difíciles relaciones desde 2003, cuando los europeos adoptaron sanciones contra el régimen comunista a raíz de la condena a penas de seis a 28 años de cárcel de 75 disidentes y la ejecución sumaria de tres secuestradores de una lancha que pretendían emigrar a Estados Unidos.

Si bien la UE suspendió esas sanciones en 2005 y propuso en junio de 2007 a La Habana un diálogo político abierto, el gobierno cubano se niega a restablecer las relaciones bilaterales hasta que se levanten definitivamente las medidas en su contra.

Dentro de la UE, la situación también es compleja, ya que España ha normalizado sus relaciones con Cuba sin esperar al resto de sus socios e impulsa una política de acercamiento con la isla que no es compartida por ex países comunistas como República Checa y Polonia.

Tras la renuncia de Fidel Castro, la UE reiteró su oferta de un diálogo político con el objetivo de avanzar en un proceso pacífico de transición hacia una democracia pluralista, mostrando de todos modos una gran prudencia a la espera de señales de La Habana.

Una primera señal “positiva” fue la firma por parte de Cuba la semana pasada de dos acuerdos internacionales sobre derechos humanos de la ONU, saludada el martes por la presidencia eslovena de la UE.

En cuanto a la agenda de Michel, los contactos continuaban para tratar de “maximizar” la visita con la “mayor cantidad de encuentros”, aunque las fuentes comunitarias consultadas no se refirieron a una posible reunión con la disidencia cubana.

Para la UE, la situación en Cuba “ha cambiado” con la llegada de Raúl Castro y por ello apuesta a un “acercamiento gradual”, sin cargar las tintas en la cuestión de los derechos humanos, sino pensando en abrir el campo de juego para avanzar en distintas áreas, según fuentes comunitarias.

En ese marco, las fuentes indicaron por ejemplo la “importante experiencia” de Cuba en temas como “salud y educación” y el interés de la UE en estrechar la cooperación con La Habana en este tipo de cuestiones.

You must be logged in to post a comment Login