Los problemas latinoamericanos se invitan a la cumbre de la OPEP

VIENA (AFP) – Los problemas latinoamericanos se colaron en la reunión de la OPEP en Viena este miércoles con la mención en el comunicado final de la disputa entre Venezuela y la empresa ExxonMobil y con la denuncia por parte de Ecuador de la “agresión” que sufrió de Colombia.

El ministro de Minas y Petróleos de Ecuador, Galo Chiriboga, trasladó a la capital austríaca el enfrentamiento con el vecino como parte de “una campaña que queremos exponer al mundo”, dijo este miércoles.

Tal campaña pretende insistir en que “Ecuador no está vinculado de modo alguno a las FARC y que recibió un ataque” que “es intolerable”, agregó.

“Nuestra producción (de petróleo) no se verá afectada por este conflicto”, advirtió de todos modos el ministro.

El martes, Chriboga expuso todo ello al presidente de turno de la OPEP, el ministro de Petróleos de Argelia, Chakib Jelil, en una reunión.

Tras ese encuentro, el ministerio de Minas ecuatoriano difundió un comunicado explicando que “Jelil mostró su respaldo y solidaridad con Ecuador, sentimientos que los hizo efectivos en la persona del ministro Galo Chiriboga para que se los traslade al pueblo y Gobierno ecuatorianos”.

Ecuador y Colombia viven una profunda crisis desde que el ejército colombiano mató el pasado 1 de marzo al número dos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Raúl Reyes, en un ataque contra un campamento de la guerrilla en territorio ecuatoriano.

Quito denunció la acción, afirmando que se habían frustrado de ese modo unas negociaciones para la liberación de rehenes en manos de las FARC, al tiempo que retiró a su embajador en Bogotá y expulsó al embajador colombiano en Ecuador.

En cuanto a Venezuela, su disputa con la primera empresa petrolera mundial, la estadounidense ExxonMobil, mereció tres párrafos de los trece que formaban la declaración final.

En ellos, la OPEP “expresó su apoyo a Venezuela y a PDVSA en el ejercicio de sus derechos soberanos sobre sus recursos naturales”.

El comunicado concluye pidiendo “que tales disputas se resuelvan de buena fe a través de negociaciones amistosas, y excluyendo medidas de prejuicio unilaterales que harán más difícil la búsqueda de una solución justa”.

Las acciones de ExxonMobil contra Venezuela “lo son contra todos los países productores”, explicó a la prensa el ministro venezolano del Petróleo, Rafael Ramírez, para justificar el recurso al apoyo de la organización.

Finalmente, Ecuador logró el apoyo de la OPEP a su iniciativa de no explotar las reservas petroleras del Parque Nacional Yasuní, en el sur del país.

En su comunicado final, la OPEP “saludó” la iniciativa y “expresó su interés y apoyo, considerando que la propuesta se ajusta a los objetivos de energía y protección del medio ambiente” establecidos en la última cumbre de jefes de Estado de Riad.

El proyecto ecuatoriano pretende dejar sin explotar 920 millones de barriles de crudo del eje petrolero Ishpingo-Tiputini-Tambococha (ITT), ubicado dentro del Parque Nacional Yasuní, en el sur.

Ecuador quiere que crear un fideicomiso que se alimente de donaciones internacionales cuyos fondos, calculados en 350 millones de dólares anuales, servirían para impulsar proyectos de energías “menos contaminantes para el beneficio del desarrollo local y nacional e internacional”, según un comunicado oficial ecuatoriano.

Quito estima que “al dejar de quemarse la reserva de crudo que existe en el área del ITT, se dejarían de emitir unos 350 millones de toneladas de dióxido de carbono hacia la atmósfera”, agrega el texto.

You must be logged in to post a comment Login