México es potencia en astronomía: El Vaticano

Por Andrés Beltramo

Ciudad del Vaticano.- México es una potencia en el campo de la astronomía internacional y uno de los líderes en América Latina por su alto nivel, aseguró el martes el director del Observatorio Vaticano, José Gabriel Funes.

En entrevista con Notimex, el sacerdote jesuita calificó la aportación mexicana como de vanguardia a la ciencia de la observación de las estrellas y subrayó que varios expertos de ese país han pasado por las aulas del Observatorio de la Sede Apostólica.

Desde 1986 y cada dos años la "Specola Vaticana", nombre oficial de esta centenaria institución, organiza cursos de verano con profesores de los más importantes observatorios y universidades del mundo.

"Los cursos de la Specola tienen calidad internacional, un ejemplo del prestigio es la cantidad de alumnos que quieren participar de ella y los profesores que se buscan para las lecciones, son de los mejores del mundo", afirmó Funes.

Citó como ejemplo la última escuela de verano la cual tuvo como tema la búsqueda de los llamados "planetas solares" y que uno de los catedráticos del seminario fue el primer astrónomo en descubrir un planeta solar.

En estos cursos han participado unos 13 mexicanos, los primeros de ellos Salvador Curiel, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Omar López Cruz, de la Universidad de Toronto en Canadá.

La última participación mexicana correspondió a la edición 2007, cuando Néstor Espino Briones, Juan Marrufo del Toro y Sofía Meneses-Goytia asistieron a Roma donde se impartieron los cursos.

En la actualidad, ex alumnos del Observatorio del Vaticano son investigadores o profesores tanto en la UNAM como en el Instituto Nacional de Astrofísica, Optica y Electrónica, ubicado en el central estado mexicano de Puebla.

El religioso explicó que El Vaticano tiene por vocación promover la ciencia y por ello ofrece becas a estudiantes de diversas partes del planeta para que puedan asistir a Italia a participar en los cursos, que se dictan en el Palacio de Castelgandolfo.

En esa localidad, ubicada a unos 30 kilómetros al sur de la capital italiana, está la residencia de verano del Papa, en cuyo edificio se encuentran las instalaciones de la Specola: dos telescopios, una biblioteca, un departamento y varias salas.

Hasta allí llegaron los mexicanos para participar, junto a otros estudiantes, de estos cursos y asistir a diversas audiencias con el Papa, primero con Juan Pablo II y ahora con Benedicto XVI.

Los orígenes del Observatorio Vaticano datan de 1582, cuando Gregorio XIII fundó una comisión científica para reformar el calendario solar, mientras la fecha oficial de fundación de la Specola se sitúa en el año 1891.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login