OEA reconoce “violación de soberanía” de Ecuador

WASHINGTON (AFP) – La OEA consideró que el operativo militar colombiano del fin de semana en suelo ecuatoriano “constituye una violación de la soberanía” de Ecuador, pero no condenó explícitamente a Colombia, según el texto de resolución aprobado, que deja en manos de los cancilleres las recomendaciones para solucionar la crisis.

Los países de las Américas lograron superar la parálisis de la madrugada del miércoles y llegar a un texto común en el que consideran que “el hecho ocurrido constituye una violación de la soberanía y de la integridad territorial del Ecuador y de los principios del derecho internacional”.

En este sentido, el Consejo Permanente resolvió “reafirmar el principio de que el territorio de un Estado es inviolable y no puede ser objeto de ocupación militar ni de otras medidas de fuerza tomadas por otro Estado, directa o indirectamente, cualquiera fuera el motivo, aún de manera temporal”.

Asimismo, decidió “constituir una comisión encabezada por el secretario general (del organismo, José Miguel Insulza)” para que “visite ambos países recorriendo los lugares que las partes le indiquen” y “eleve el correspondiente informe a (una) reunión (extraordinaria) de consulta de ministros de Relaciones Exteriores”.

La comisión también podrá proponer “fórmulas de acercamiento entre ambas naciones”.

La reunión de consulta de los cancilleres de las Américas fue convocada para el lunes 17 de marzo de 2008 en Washington, para que “examine los hechos y formule las recomendaciones pertinentes”.

“Me siento profundamente satisfecha, porque en todas las intervenciones (de los representantes de países) se manifestó la solidaridad con el Ecuador y el rechazo rotundo a la incursión de las Fuerzas Armadas de Colombia en territorio ecuatoriano”, dijo la canciller de Ecuador, María Salvador, durante la sesión.

El martes por la tarde en el Consejo Permanente, la gran mayoría de los países que hicieron uso de la palabra manifestaron posturas de rechazo al operativo colombiano, con la excepción de Estados Unidos que apoyó a Colombia.

En rueda de prensa, Salvador estimó que “tácitamente existe aquí un rechazo al acto violatorio y atentatorio” cometido por Colombia, y “claramente (la resolución) rechaza la acción” colombiana.

Colombia también manifestó su conformidad con el texto, e invitó a Insulza a iniciar desde ya el trabajo para constituir la comisión que tendrá a su cargo informar a los cancilleres.

En una nota informativa, la embajada colombiana en Estados Unidos resaltó que en la resolución “no existe una condena directa a Colombia”.

Bogotá lanzó un operativo militar el sábado en territorio ecuatoriano que terminó con la muerte del número dos de la guerrilla de las FARC, Raúl Reyes, y que llevó a Quito a romper relaciones con Bogotá.

Venezuela y Ecuador han movilizado asimismo tropas hacia las fronteras con Colombia, decisión que hizo subir la tensión en toda la región, que multiplicó llamados a un entendimiento pacífico entre las partes.

La resolución de la OEA, a pesar de haber sido aprobada por aclamación, no conformó plenamente a algunos de los países más críticos de Colombia.

“Quisiéramos haber ido más allá”, expresó el embajador venezolano Jorge Valero, quien agregó: “Venezuela considera que el Plan Colombia (de lucha antidrogas) y el Plan Patriota (militar)” desarrollados por Colombia con apoyo de Estados Unidos “acechan la seguridad hemisférica, constituyen un peligro continental”.

Venezuela no obstante apoyó la resolución.

Nicaragua manifestó su desacuerdo con el texto, que sin embargo aprobó durante la consulta del presidente del Consejo Permanente. Managua denunció la “actitud agresiva” de Colombia hacia la “soberanía de Nicaragua”, por un conflicto de límites marítimos que opone a los dos países.

Colombia de su lado lamentó “públicamente que la delegación de Nicaragua aproveche oportunistamente” la crisis bilateral entre Quito y Bo

You must be logged in to post a comment Login