La Cultura Maya pronosticó nuestro final

 

Más de 16.300
especies de animales y de plantas están oficialmente amenazadas de extinción,
200 especies más que en el año 2006. Una de cada cuatro especies de mamíferos,
una de cada ocho de aves, un tercio de los anfibios y el 70 % de las especies
vegetales. Una cifra alarmante de seres vivos que se perderán pues el proceso
sigue su curso, incluso podriamos decir que va en aumento. Las especies de
animales y plantas se extinguen en la actualidad 100 veces más rápidamente que
en el pasado. Algunas de las especies se extinguen porque son objeto de caza,
pero principalmente se extinguen porque el hombre quita a los animales su
espacio vital y lo exige para él mismo.

 

Los espacios
vitales de las plantas han sido destruidos, se les ha limitado
enormemente  y la causa ha sido principalmente la agricultura intensiva,
que es destinada como forraje para la ganadería, ya que 1/3 de la superficie de
la Tierra que no está afectada por el hielo se emplea como pasto para el
ganado, a esto hay que añadir que el 20 % de los suelos del planeta están muy
perjudicados por los venenos agrarios, el exceso de abonos químicos y el
monocultivo. Podría decirse que la agricultura es el asesino número uno de las
especies animales y vegetales en todo el mundo.

 

Por tanto no
son los cazadores, sino la agricultura actual la que liquida el paisaje, la que
impide la biodiversidad y la que daña a la Tierra con fuertes venenos. Pero también
es cierto que estos suelos, que se han formado a lo largo de siglos, y en
algunos casos durante milenios, pueden ser erosionados muy rápidamente por el
viento o por el agua. Por minuto se tala en todo el mundo una superficie igual
a 4,5 campos de fútbol, lo que favorece la erosión. Cuando el suelo desaparece,
se necesitan siglos o milenios hasta que se vuelve a regenerar. Esto es también
una forma de catástrofe que se produce año tras año. Un ejemplo lo tenemos en
Indonesia, donde para la producción de forrajes se talan diariamente
50 kilómetros cuadrados de selva.

 

Una visión
medioambiental del pasado año no sólo demuestra que el clima llega a su
punto culminante, si no que las catástrofes se suceden con mayor rapidez y que
el estado ecológico general de la Tierra se está derrumbando aunque los
políticos según parece no están en condiciones de tomar decisiones a pesar de
que suelen reconocer la situación, ellos saben que los informes científicos
confirman que hemos llegado a un punto final.

 

Casi nadie
desconoce ya que una gran parte de la catástrofe climática se ha producido
porque este planeta se ha transformado en un planeta de vacunos. Ya que para el
consumo de su carne, el hombre mantiene millones y millones de animales que
precisan de las superficies agrícolas del tercer mundo para forraje, despues
son matados de forma cruel para satisfacer el consumo carnico de los paises
ricos.

 

You must be logged in to post a comment Login