Amplio rechazo en Nicaragua a ruptura diplomática con Colombia

MANAGUA (AFP) – De “lamentable” e “irresponsable” calificaron este viernes diversos sectores nicaragüenses la decisión del presidente sandinista, Daniel Ortega, de romper relaciones diplomáticas con Colombia y sumarse al conflicto que atizan en la región andina sus aliados de Venezuela y Ecuador.

“Es lamentable que el gobierno rompa con un país con el que teníamos relaciones desde hace muchos años”, porque “nosotros no tenemos nada que ver con el pleito de la región andina”, deploró el ex canciller nicaragüense y analista Emilio Ã?lvarez, a la AFP.

Ortega anunció el jueves la ruptura de relaciones diplomáticas con Bogotá que databan desde el siglo XIX, por lo que hizo con Ecuador el Ejército colombiano al bombardear una base de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en la que murió el número dos de la organización Raúl Reyes, al que los sandinistas consideran “un amigo y un verdadero revolucionario”.

“Si están haciendo eso con Ecuador, qué no pueden hacer con nosotros”, dijo Ortega en la Cumbre del Grupo de Río, que se celebra en Santo Domingo.

Nicaragua llevó en 2001 a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, en Holanda, el conflicto marítimo y territorial que mantiene con Colombia, país al que Managua acusa de “hostigamiento” de sus fuerzas militares.

Los argumentos del gobierno no han convencido a la mayoría de los sectores de la opinión pública que observan con ojo crítico la alineación “incondicional” creciente de Ortega con el bloque que lidera en la región el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, con el apoyo de Cuba, Bolivia y Ecuador.

“Aquí lo que hay es un alboroto que quiere hacer Chávez para armar un conflicto militar en la región andina, en el cual está queriendo recibir el apoyo de su amigo nicaragüense”, advirtió Ã?lvarez.

Con el cese de relaciones Ortega quiere “ayudar a Chávez, que está pasando una crisis profunda en su país, a tapar sus problemas”, denunció el ex canciller y líder opositor, Eduardo Montealegre.

“A todo el mundo nos agarró por sorpresa. ¿A dónde nos quiere llevar Ortega?”, cuestionó por su parte el diputado Enrique Quiñónez.

Ortega “actúa como “caja de resonancia de Venezuela”, lo cual “es lamentable porque se alinea con el señor Chávez, dando predilección a temas internacionales” en vez de resolver los graves problemas económicos que enfrentan los nicaragüenses, manifestó por su lado el ex canciller y diputado liberal, Francisco Aguirre.

“Es preocupante que (Ortega) intente involucrar a Nicaragua en problemas de terceros países”, recriminó el presidente de la comisión de Justicia del Congreso, José Pallais.

Otros, como la legisladora derechista Yamileth Bonilla, temen que Ortega esté preparando las condiciones para iniciar una “guerra” con Colombia y lleve al país a un conflicto similar al que sufrieron los nicaragüenses durante la revolución que dirigió en los años 80, por un enfrentamiento con Washington.

Ortega ordenó hace dos semanas a la Fuerza Naval reforzar la vigilancia en el mar Caribe y capturar a todas las embarcaciones pesqueras que naveguen en la zona en conflicto, con licencias extendidas por Colombia.

Venezuela ofreció por su parte enviar próximamente a Nicaragua un buque patrullero que también será usado para controlar el tráfico de drogas, al margen de la millonaria asistencia que Chávez brinda a Ortega desde su retorno al poder el año pasado.

En opinión de la mayoría de los analistas consultados, la ruptura de relaciones no tendrá mayor impacto económico debido al escaso intercambio comercial, no aporta ninguna solución al diferendo limítrofe que Nicaragua tiene con Bogota por una extensión de 50.000 km2 en el mar Caribe, y se aísla de la posición negociadora de la OEA en torno al conflicto andino.

You must be logged in to post a comment Login