Ex general admite haber dado armas que usó escuadrón de la muerte en Perú

LIMA (AFP) – Un ex jefe militar admitió este viernes en el juicio contra el ex presidente peruano Alberto Fujimori que entregó las armas utilizadas por un escuadrón de la muerte del ejército que asesinó a 15 personas, durante un operativo realizado en 1991 en el marco de la guerra sucia contra las guerrillas de Sendero Luminoso y del MRTA.

“Entregué las armas, pero no sabía cuál era el uso que les iba a dar, obedecí una orden superior que no cuestioné”, dijo el general de división en retiro, Luis Cubas Portal, el oficial de mayor rango que se ha presentado en los casi tres meses que lleva realizado el juicio.

“No vi nada raro en esa orden”, insistió el general Cubas, que compareció en el megajuicio como testigo de la fiscalía en la sesión 33 del proceso contra Fujimori -69 años- por violación a los derechos humanos durante su gestión gubernamental (1990-2000).

La Fiscalía buscaba con el testimonio de Cubas reforzar los indicios de que el denominado grupo Colina, autor de los asesinatos, existió como destacamento militar y formó parte de la estructura regular del ejército al interior del servicio de inteligencia de esa arma.

Cubas, que fue jefe del área de personal y logística del servicio de inteligencia en 1991, negó sin embargo haber sabido de la existencia de un destacamento de aniquilamiento especializado en asesinatos selectivos de presuntos sospechosos de pertenecer a las guerrillas y grupos terroristas peruanos que actuaron en Perú entre 1980 y 2000.

La presentación de Cubas ante el tribunal se extendió por más de cuatro horas y despertó expectativa debido a que su cuñado es Vladimiro Montesinos, el asesor principal de inteligencia de Fujimori y la eminencia gris del régimen, responsable de haber urdido una red de corrupción al interior del gobierno.

Para la sorpresa general, el militar afirmó que nunca tuvo buenas relaciones con su cuñado, a quien lo unía una “lejana y fría relación” desde que en 1972 se casó con una hermana de Montesinos.

A pesar de que Montesinos se convirtió desde 1990 en el brazo derecho de Fujimori, Cubas aseguró que se enteró casi un año después de la posición privilegiada de su pariente, que en ese entonces no era conocida públicamente.

El general se mostró dispuesto a colaborar con la justicia y aprovechó el hecho de que el juicio es transmitido en directo por la televisión local para denunciar que lleva más de siete años preso como reo y sin sentencia.

Cubas señaló que está procesado por su presunta vinculación con el caso Barrios Altos (1991: 15 muertos, un niño entre ellos), crimen atribuido al grupo Colina, acusación que rechaza.

El interrogatorio del fiscal Avelino Guillén con el general tuvo momentos ásperos que incluso le valió un llamado de atención del juez César San Martín por tratar verbalmente al testigo con el énfasis que pondría con un inculpado.

La fiscalía peruana ha pedido 30 años de cárcel para Fujimori tras acusarlo de ser la cabeza del grupo Colina y de haber ordenado los crímenes de Barrios Altos y de la Universidad La Cantuta, en 1992, donde murieron nueve estudiantes y un profesor.

El juicio a Fujimori se inició el 10 de diciembre de 2007 luego de ser extraditado por Chile en septiembre de ese año. Aun deben presentarse más de 30 testigos.

You must be logged in to post a comment Login